Entre las muchas cosas que hay que hacer antes de irse de vacaciones, es comprar los libros de texto. Tanto si eres nuevo como si ya tienes cierta experiencia en el tema.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
Los libros de texto funcionan bajo demanda, tanto por parte de las editoriales como por los distribuidores o las librerías. Los ejemplares se van imprimiendo a medida que llegan los pedidos, por lo que tardan varios días en estar disponibles, a veces varias semanas. Haz tu pedido cuanto antes y te evitarás andar con prisas de última hora. Puedes solicitar en tu centro escolar la lista de libros del próximo curso. Asegúrate de que figura la materia del libro, el curso, la editorial y el ISBN. Cuando vayas a hacer el pedido esta información te será imprescindible para evitar errores y dudas.

Cuando a dos se les compara, uno de los dos se repara
Hay varias opciones para conseguir libros de texto, puede que los ofrezcan en tu centro escolar, también los hay por internet o puedes acudir a tu librería de siempre. Infórmate bien, ten en cuenta que suele ser difícil hacer cambios si te has confundido al pedirlos. A veces, lo barato sale caro.

Aunque todo sea barro, no es lo mismo tinaja que jarro
Otra opción es conseguir los libros de de segunda mano. A menudo los libros quedan casi nuevos después de un año escolar y no ha habido modificaciones sustanciales en su contenido que justifiquen hacerse con un ejemplar nuevo. Puedes revender los libros viejos de tus hijos y hacerte con otros en buen estado.

A quien teme preguntar, le avergüenza aprender
Si a pesar de tu experiencia y estos consejos aún no tienes muy claro, confía en tu librero, es posible que conozca qué libros se demandan en cada centro escolar y en cada curso, podrá contrastar el ISBN del libro para asegurar que te llevas el correcto, si hay materias optativas o de otro tipo que tal vez no has tenido en cuenta, si puede haber personas interesadas en vender o comprar libros de texto usados, si los ejemplares están disponibles o en reimpresión.

No por mucho madrugar amanece más temprano
Aun así, puede ser una buena idea reservar los libros de texto. Parece que no, pero el curso que viene ya está a la vuelta de la esquina y las prisas nunca son buenas.

 

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!