Esta ruta es una de las más cortas del Camino del Norte y sin apenas dificultad, lo que la convierte en ideal para realizarla en familia.

Ruta

Una de las opciones que se puede hacer, si se va con niños de todas las edades, es que con los mayores realicen la ruta completa, con los más pequeños, hacer tan solo el último tramo por el casco antiguo de Bilbao.

La ruta empieza en Lezama, pasapor el polígono industrial de Torrelarragoiti y llega a Zamudio donde empieza el ascenso al monte. En Zamudio es donde se sitúa el Parque Tecnológico y donde una torre, la de los marqueses de Malpica, lleva a soñar con épocas de caballeros y princesas.

Este tramo es el más complicado, pero las vistas, son cada vez más bonitas. Se cruza la BI-3732 para seguir por el camino que lleva a la cima del Monte Avril, desde donde se puede ver Bilbao, y desde ahí se inicia el descenso que llevará hasta la Basílica de la Virgen de Begoña. Finalmente, los numerosos peldaños de las Calzadas de Mallona dan lugar a las siete calles, el génesis de esta ciudad que recibió su carta foral en el año 1300.

El último tramo por Bilbao discurre hasta el parque Echevarría. Una vez allí, se gira a la izquierda para continuar por la plaza de Miguel de Unamuno y se sigue por la calle Tendería hasta llegar al punto final de la ruta que es la Catedral de Santiago.

¿Qué puedes ver?

La Basílica de Begoña_ Amatxu de los Bizkainos
Templo de tres naves cubiertas con bóvedas de crucería. Durante el siglo que duró su construcción, se combinaron tres estilos: gótico, manierista y clasicista.

Palacio de Ibaigane
Famoso por ser el hogar del Club Atlético de Bilbao. Alberga en su interior una gran sala de trofeos y diversos elementos de la época.

La Catedral de Santiago
Es uno de los lugares más antiguos del Casco Viejo de Bilbao. De estilo gótico, aunque su torre y su fachada son de estilo neogótico.

Museo Guggenheim de Bilbao
Uno de los mejores edificios de la segunda mitad del siglo XX. En sus alrededores podréis disfrutar no sólo del arte, sino también tomar un refresco, escuchar música en directo, hacer deporte o jugar en una zona recreo infantil de columpios que cuenta con una fuente interactiva, que le encantará a vuestros peques.

Share This