Se recaudan fondos en Castro Urdiales para poner en marcha el proyecto de estimulación temprana

Se recaudan fondos en Castro Urdiales para poner en marcha el proyecto de estimulación temprana

Desde hace varias semanas, los lápices solidarios de Semilla para el Cambio se pueden encontrar en establecimientos de Castro Urdiales tan distintos como un centro de pilates, una óptica o una tienda gourmet. Todos ellos están implicados en una acción solidaria: “Garabatos que cambian vidas”, que pretende recaudar fondos para el proyecto de estimulación temprana que Semilla quiere poner en marcha en los slums de Varanasi (India).

Cartel de la acción solidaria Garabatos que cambian vidas - Semilla para el CambioLa iniciativa es una idea de la psicopedagoga y educadora social Sara Laso, que el pasado año estuvo colaborando con Semilla en terreno para, entre otras cosas, valorar la situación de los recién nacidos en los slums.“La mayoría tienen un retraso madurativo —nos contaba en ese momento‑, pero además es impactante el entorno en el que viven: pequeñas chabolas con suciedad y humedad extrema en las que, además, tienen muy poco sitio para gatear o jugar”.

Por eso, y para impulsar la puesta en marcha de acciones de estimulación temprana, ahora Sara Laso y otra colaboradora, Mari José Carvajal, han decidido lanzar esta campaña de captación de fondos en Castro Urdiales (Cantabria) para ayudar a financiar el proyecto. Lo harán con el apoyo de la Asociación NICE. Neuroeducación para la Innovación y Cambio Educativo y junto a un grupo de alumnos y alumnas solidarias de su nuevo proyecto Motibrain —expertos en técnicas de estudio, atención y motivación— ; y también con centros educativos de la zona. Pero, igualmente, han implicado a sus vecinos y han logrado que diferentes establecimientos de la villa vendan los lápices solidarios para promover la estimulación temprana en los slums.

Hasta el momento, los centros colaboradores son estos:

Garabatos para el Cambio - establecimientos colaboradores - castro urdiales
De izquierda a derecha, la tienda Jamón Jamón, la Ecotienda de Castro, el centro de pilates Tu bienestar es salud y la Galería del Gourmet La Bellota.

Mercadillo solidario

Además, Sara Laso también ha recibido el apoyo de otras asociaciones y ONG de Castro Urdiales y, con la colaboración del concejal de Asuntos sociales, José Ángel Uriarte, participará junto con ellas en un mercadillo solidario que se celebra el primer domingo de cada mes. Allí, cada ONG y/o asociación puede vender sus productos con fines solidarios.

El primer mercadillo en el que participó Sara Laso con los lápices solidarios se celebró hace unos días, durante las fiestas de Castro Urdiales. “En poco tiempo hemos conseguido que casi el 90% de la población de Castro haya oído hablar de Semilla y ya se han recaudado más de 700 euros”, nos cuenta, pero espera llegar a mucho más durante los próximos meses.

¡Gracias a todos los colaboradores!

 

Más información

Teléfono de contacto 622 85 20 59
Pincha este enlace

11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Por:

Solo un 7% de las niñas se ven como científicas en el futuro

Pese a que la presencia de mujeres en programas universitarios es de más del 50%, el número de catedráticas y profesoras no llega, ni mucho menos, a la paridad.

También te puede interesar: Mujeres científicas: una carrera de obstáculos

Si nos preguntan a cualquiera por el nombre de varios científicos ilustres, probablemente no tengamos demasiados problemas para proporcionar una lista más o menos decente; otra cuestión sería que nos pidieran nombres de científicas ilustres. En ese caso, saldría a relucir el nombre de Marie Curie… y poco más. Y no porque no haya habido muchas mentes brillantes femeninas en el campo de la ciencia y de la investigación, sino porque, desgraciadamente, han quedado en el recuerdo de pocos y el olvido de muchos.

Seguro que te interesa:5 científicas españolas que deberías conocer

Que la sociedad conozca sus nombres y su trabajo, que valore lo que hacen, es importante: porque la escasa visibilidad de la mujer científica en nuestra sociedad, así como la existencia de estereotipos –tenemos una imagen de los científicos prioritariamente masculina–, provocan poco interés en las ciencias por parte de las niñas y las jóvenes. Y probablemente estamos perdiendo mucho talento por el camino.

 

Un día internacional más que justificado, en los colegios e institutos

Con el objetivo de intentar hacer visible el trabajo de las científicas y fomentar la vocación investigadora en las niñas a través de la creación de roles femeninos, cada 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y, en España, un grupo de investigadoras y comunicadoras científicas lo conmemoran coordinando la Iniciativa 11 de febrero, en la que participarán numerosos colectivos e instituciones organizando diversas actividades del 6 al 19 de este mes.

 

En la agenda para estas dos próximas semanas, habrá talleres, charlas, actuaciones, concursos, exposiciones, citas con científicas, editatones de Wikipedia y mesas redondas. Estas tendrán lugar en museos, centros culturales, universidades y centros de investigación, centros educativos, librerías, sitios emblemáticos y hasta bares.

La celebración de ese día está más que justificada: solo un 7% de las chicas creen que tendrán una profesión relacionada con la ciencia, según datos proporcionados por la Iniciativa 11 de febrero. Y pese a que la presencia de mujeres en estudios universitarios es hoy del 54,5% (cifra que supera la media del 52,4% de la UE), por ejemplo, en el caso de carreras como Física o Ingeniería, no llegan al 30%. Y los datos son aún menos halagüeños según la mujer progresa en la carrera investigadora, ya que “el número de catedráticas de universidad y profesoras de investigación del CSIC no llega al 25%”, destacan en un comunicado.

Asimismo, denuncian que “la presencia femenina es desproporcionadamente baja en las nominaciones u obtenciones de premios científicos. Diferentes estudios muestran que mujeres y niñas se enfrentan a los sesgos involuntarios de los evaluadores”. En este sentido, explican que, a lo largo de su carrera, mujeres con los mismos méritos y el mismo grado de productividad que los hombres son consideradas menos competentes.

 

Enlaces de interés

Celebra el Ada Lovelace Day 2017… ¡programando!

 

Iniciativas y recursos con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia