Navidad es el momento del año en el que la familia y los amigos cobran mucha importancia, compras de regalos de última hora, comidas y cenas de Navidad casi a diario, fiestas… pero no debemos descuidar nuestras obligaciones.

En este número, os proponemos unas recomendaciones para que sigáis unos horarios racionales y podais conciliar vuestra vida personal, familiar y laboral también durante Navidad.

Recomendaciones

Evita los agobios y sigue la regla de las 3 ochos

– ocho horas de trabajo
– ocho horas de descanso
– ocho horas para el ocio

Planifica las compras
Debemos planificar nuestras compras y distribuirlas en varios días. Posponerlas al final supone comprar peor y, a menudo, gastar más, lo que nunca es aconsejable.

Horarios de compra racionales
Evitar las compras los domingos o en horarios intempestivos, y así favoreceremos al pequeño comercio permitiendo que los empleados de estos establecimientos también puedan conciliar su tiempo.

Organización en el trabajo
Exceptuando los sectores del comercio y la restauración, la carga de trabajo suele ser menor durante las fechas navideñas. Esto nos permite salir a buena hora y dedicar ese tiempo a otras cosas.

Sé productivo también en Navidad
Aprovecha el tiempo de trabajo, adelanta tareas y sé productivo también en Navidad. Así evitaremos, además, que a la vuelta de las vacaciones nos espere demasiado trabajo acumulado y volvamos a la espiral de jornadas interminables para ponernos al día.

Comidas en vez de cenas de empresa
Las tradicionales celebraciones de empresa son una excelente forma de hacer equipo y de confraternizar con los compañeros de trabajo en un ambiente más distendido. Sin embargo, hay que procurar que este tipo de reuniones se hagan al mediodía en vez de por la noche, sobretodo si se hacen entresemana.

Cuidado con los excesos
En estas fechas nuestros horarios se desregulan, dando paso a los excesos. Esto hace que nuestros biorritmos sufran alteraciones considerables y nuestro cuerpo se rebele. Hay tiempo para todo.

Si somos respetuosos y prudentes con nuestros horarios, nos encontraremos físicamente mejor y disfrutaremos más de estas fiestas.

Sigue rutinas
Las Navidades son compatibles con unos horarios ordenados, algo que nos ayudará, a que la vuelta al trabajo sea menos dura.

Pasar tiempo con familia y amigos
la Navidad es un tiempo para compartir con familiares y amigos, pero si por ver a todos tenemos maratones sociales, no disfrutaremos de su compañía, es mejor pasar tiempo de calidad con los seres más queridos, y repartir mejor el tiempo que dedicamos a nuestros amigos y conocidos durante el resto del año.

Proponerse buenos horarios para 2020
El año que viene es muy importante, parece que un cambio en materia horaria está cada vez más próxima. Se trata de una oportunidad única para que nuestra sociedad sea consciente de la importancia de seguir unos horarios racionales en todos los ámbitos de la vida, tal y como lo hacen nuestros vecinos europeos. Sólo así podremos lograr la plena conciliación de vida familiar, personal y laboral. Por ello, dentro de los buenos propósitos que cada cambio de año nos hacemos, pedimos que haya un espacio para unos horarios más racionales.

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!