Llegan las vacaciones de verano y todos tenemos ganas de ir la playa, pero debemos tener cuidado para no sufrir sus efectos secundarios.

 

¿Qué debemos evitar un día de playa para  …

… no ahogarnos?

Síntomas: Falta de oxigenación, pérdida de conocimiento, pulso lento o inexistente, agua en los pulmones o en el estómago y piel azulada o  amoratada.

– Evitar las corrientes y no bañarse con mal tiempo.
– No nadar cerca de las corrientes.
– Si se es arrastrado por la corriente, no perder la calma, no tratar de nadar en contra de ella. Si se tienen dificultades para salir, hacer señales de auxilio.
– No alejarse demasiado de la costa.
– Evitar las aguas muy frías, ya que inmovilizan el cuerpo porque contraen los músculos.
– No comer en abundancia antes de nadar. No entrar bruscamente en el agua.
– Practicar natación sin alejarse de la orilla.

… no tener un corte de digestión?

Síntomas: Pérdida de conocimiento y en casos graves por ataques cardíacos.

– Evitar bañarse en aguas muy frías e introducirse en el agua bruscamente. Se debe hacer poco a poco, para acostumbrar la piel a la nueva temperatura. Primero deben mojarse los pies y luego, con las  manos mojarse la cabeza y el cuello.

… no tener una insolación?

Síntomas: Dolor de cabeza, congestión de la cara, respiración acelerada, vómitos, sudor y fiebre alta.

– Evitar exponerse al sol de forma prolongada.
– Evitar tomar el sol, durante las horas de máxima intensidad de radiación solar. Procurar hacerlo por la mañana o al atardecer.
– Beber líquidos en abundancia antes, durante y después de realizar actividades de mucho esfuerzo, cuando hace calor.
– Evitar el ejercicio intenso, en pleno sol o durante épocas calurosas, especialmente si la humedad ambiental es alta.
– Para permanecer fresco, después de una ducha o baño, dejar que el agua se evapore sobre la piel sin secarla.
– Si se padece del corazón o se tiene dificultad para sudar con facilidad, procurar que la piel no se recaliente.

… no quemarnos?

Síntomas: Enrojecimiento de la piel.

– Evitar exponerse prolongadamente al sol, sin ningún tipo de protección.
– Utilizar Proteccción Solar (TOTAL en los niños), no solo por las quemaduras que nos puede producir el sol, sino también para prevenir el cáncer de piel que es muy peligroso.
– Usar gafas de sol, ya que nuestros ojos también son sensibles a la radiación.
– Evitar tomar el sol, durante las horas de mayor radiación solar.

… no tener picaduras de medusa?   

– No bañarse cuando haya medusas, ya que son organismos transparentes que, a menudo, son difíciles de observar. Además los tentáculos se rompen y son muy difíciles de ver (atención, cualquier trozo de tentáculo puede causar picaduras).
– Evitar pasear por la orilla, porque los restos de medusa que se acumulan en la arena pueden producir picaduras.
– Es conveniente recoger, con precaución, las medusas que haya en la arena.
– Si el baño es inevitable, debe hacerse con ropa o aplicarse crema protectora solar, ya que ésta ayuda a evitar las picaduras.

Pues ya sabéis,
a seguir estos consejos
y a disfrutar este verano de la playa sin efectos secundarios”
Share This