Estar conectados demasiado tiempo a internet y a las redes sociales está influyendo negativamente en los resultados académicos de los alumnos españoles. Prueba de ello son los resultados del último informe PISA que reflejan que los alumnos que se pasan conectados al menos seis horas al día obtuvieron 35 puntos menos en ciencias que la media de los chicos que se conectan menos.

El abuso de la tecnología por parte de los chavales de 15 años reincide de forma clara en su rendimiento escolar. Nuestro país se posiciona por encima de la media de minutos diarios que se pasan los chicos online, siendo 167 minutos de lunes a viernes y 215 en el fin de semana. La media de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) está en 146 minutos entre semana y 184 en el fin de semana.

Además, hasta un 21% de los jóvenes españoles son considerados usuarios extremos de la red porque pasan más de seis horas al día en internet y el 69% se siente “realmente mal” si no tiene conexión.

Otros datos interesantes que extraemos del informe PISA con respecto al uso de las TIC son que el 91 % de los estudiantes españoles tienen acceso a un móvil conectado a internet, que el 74% tiene acceso a un portátil, que casi el 60% tiene un ordenador de sobremesa y que un 55% se conecta a Internet desde una tableta.

Por primera vez en su historia, los responsables del Programa de Evaluación Internacional de los Alumnos, preguntaron a los 540.000 estudiantes de los 72 países participantes sobre su bienestar personal, ya que la escuela no es solo un lugar donde los estudiantes adquieren conocimiento, sino que también es donde se forjan sus relaciones sociales y donde aprenden a plantarle cara a la adversidad.

De las respuestas se sacan las siguientes conclusiones:

Los alumnos españoles expresaron ciertos niveles de ansiedad relacionados con el estudio en los exámenes por encima de la media OCDE. El 48% siente tensión al estudiar (media OCDE: 37%), y el 67% se siente algo ansioso incluso cuando está bien preparado para los exámenes (media OCDE: 55%). La ansiedad relacionada con el trabajo escolar es uno de los principales indicadores de insatisfacción con la vida entre los alumnos.

El 72% de los alumnos en España practica actividades físicas moderadas 2 ó más días por semana (media OCDE: 78%).

Los valores de sentido de pertenencia al centro educativo en los alumnos españoles son los más altos de todos los países participantes en PISA.

El 74% de los alumnos en España se sienten satisfechos o muy satisfechos con su vida (media OCDE: 71%)

En los alumnos de 15 años en España se observa un nivel de satisfacción con la vida de 7.4 en una escala de 0 a 10 (media OCDE: 7.3).

En España, los centros en los que los alumnos tienen una satisfacción alta con su vida se caracterizan por un buen clima disciplinario, y en ellos los alumnos dicen recibir mucho apoyo de sus profesores.

Mayor apoyo entre padres e hijos en España

Los padres españoles, por su parte, se pueden sentir orgullosos de este dato, porque España es uno de los países donde parece que hay mayor relación de apoyo entre padres e hijos. Los padres españoles pasan bastante tiempo con sus hijos y se preocupan por sus estudios.

Analizando estos datos recordamos la importancia de supervisar el tiempo que pasan nuestros menores conectados a Internet o jugando a videojuegos y en caso necesario deberemos poner limitaciones para que este tiempo no interfiera en sus resultados escolares.

Si queréis acceder al Informe PISA completo aquí os dejamos el enlace del informe completo: http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/education/pisa-2015-results-volume-iii_9789264273856-en#.WP8beYjyjIU#page60

Y aquí los datos que afectan a España: https://www.oecd.org/pisa/PISA2015-Students-Well-being-Country-note-Spain-Spanish.pdf

Share This