La necesidad de logopedas  en los centros educativos, de mayores y especiales

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, recibió el pasado 17 de Julio a la presidenta del Colegio Oficial de Logopedas de Cantabria, María Jesús Franco, quien explicó cuáles son las principales preocupaciones que afectan a esta profesión y las que consideran que son sus necesidades prioritarias dentro del ámbito sanitario.

La representante del colectivo recordó que la logopedia es una profesión sanitaria encuadrada en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) cuya función fundamental es la de prevenir y rehabilitar problemas y enfermedades relacionados con la comunicación humana, tales como el habla, la cognición, el lenguaje la voz y la audición. También se ocupan de aspectos derivados de las funciones orales asociadas, como la respiración, succión, masticación y deglución.

María Jesús Franco defendió la colegiación del logopeda ya que, ha dicho, es el certificado oficial de su formación específica en Logopedia y la mejor garantía de una buena práctica asistencial, lo cual implica el velar por la protección de la salud ciudadana y por los derechos de los pacientes y sus familiares.

En nombre de sus casi 140 colegiados que representa, planteó también las reivindicaciones que son compartidas por el colegio.

Es el caso del número de logopedas que ejercen dentro de la sanidad pública, uno por cada 121.000 cántabros, y que desearían ver incrementado. Asimismo, aspiran a que su presencia, además de en el hospital Valdecilla, que cuenta con cuatro de estos profesionales, se extienda al resto de hospitales de Cantabria.

La creación de servicios de prevención y rehabilitación logopédicas en la Unidad Hospitalaria de Neonatos prematuros, en ambulatorios y centros de salud, es otra aspiración para la que han solicitado apoyo a la Consejería de Sanidad.

Reunión con el Presidente cántabro, D. Miguel Ángel Revilla

Anteriormente, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, recibió el pasado 17 de Junio a la presidenta del Colegio Profesional de Logopedas de Cantabria, María Jesús Franco, para conocer la situación y principales preocupaciones de este órgano creado en 2004.

Entre los temas abordados en la reunión, María Jesús Franco expuso:
– La necesidad de que haya logopedas presenciales donde pueda haber riesgo para la salud, como pueden ser los centros de mayores, centros educativos, unidades de prematuros o centros especiales.
– Incremento del ratio de profesionales logopedas por pacientes en el sistema sanitario público, que se haga valer su titulación y que se exija la colegiación para poder prestar servicio en las instituciones públicas.
– La preocupación del Colegio Profesional de Cantabria y del Consejo General de Colegios de Logopedas ante la previsión de alguna universidad española de unificar en 5 años las carreras de Logopedia y Psicología, que, según explicó, se corresponden con ámbitos temáticos distintos (la primera se inserta en las Ciencias de la Salud y la segunda en las Ciencias Sociales) y en la actualidad requieren, cada una de ellas, 4 años de formación para la obtención de los respectivos títulos.

Revilla se comprometió a trasladarlas a las Consejerías de Sanidad y de Educación.

psicología y aprendizaje

 

 

 

Share This