¿Qué merendamos hoy?

La merienda constituye una de las 5 comidas del día. Del total de energía un 15% se lo lleva la merienda. Es importante saber las necesidades nutricionales de cada niño son diferentes, sin embargo se pueden dar unas recomendaciones generales.

 

GRUPOS DE ALIMENTOS RECOMENDADOS

FRUTA: plátano, mandarina, fresas, naranja, pera, manzana, kiwi, aguacate, macedonia. Cuanto más variado mejor ¿Por qué? Cuanto más variados sean los alimentos mayor variedad de nutrientes estarán ingiriendo.LÁCTEOS: leche, yogur natural, queso, cuajada

CEREALES: avena, tortitas de maíz, pan integral

GRASAS: frutos secos, mantequilla de frutos secos, aguacate, aceite de oliva

VERDURAS: palitos de zanahoria, pepino, tomatitos cherry…

PROTEÍNAS: pechuga de pavo, jamón, huevo…

EJEMPLOS

Plátano y fresas, bocadillo de pan integral con jamón, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y tomate rallado
Manzana, tres porciones de queso semicurado y una rebanada de pan integral y almendras
Dos mandarinas, un vaso de leche con cacao puro y dos galletas de avena y plátano
Yogur natural con plátano, canela, avena y cinco almendras

QUE NO DEBEMOS DAR DE MERENDAR A NUESTROS PEQUES?

Bollería industrial, galletas, y barritas: productos cargados de azúcar y grasas trans.

Tetrabricks de batidos ó zumos de frutas: producto cargado de azúcar.

Embutido a diario: grasas saturadas, nitritos, curado, ahumado.

Yogures líquidos, yogures de sabores, postres lácteos: ricos en azúcar.

¿Por qué no?

Todos estos productos, como veis no son alimentos, están cargados de azúcar, sal y grasa vegetal de mala calidad, son productos pobres en nutrientes y de alta palatabilidad.
¿Qué conlleva esto?

Cuando los niños toman estos productos, no toman los alimentos que realmente necesitan (frutas), los desplazan y al ser muy palatables, se acostumbran a esos sabores y cuando queremos que coman frutas ó verduras no les sabrán a nada y por tanto las rechazarán.

Debemos acostumbrar a nuestros niños a merendar alimentos, no productos. A veces, la falta de tiempo nos hace pensar que es más fácil comprarles un bollo ó un zumito para merendar. ¿Pero que hay más rápido que coger dos piezas de fruta? Otras veces no es la falta de tiempo, si no que a nuestro pequeño no le gustan muchas frutas… ¿Qué hacemos? En vez de darles la fruta tal cual, podemos preparar una macedonia, mezclar las fresas con yogur, hacer brochetas, con un cortador de galletas hacer formas a la manzana, preparar un smoothie con dos piezas de fruta y un yogur…No desistamos, un niño puede rechazar hasta 90 veces un alimento y a la 91 gustarle.

Un último consejo: Aprovechad a merendar con ellos. Los padres somos su ejemplo a seguir, así que si nos ven merendar todos los días con ellos fruta, estoy segura que nos acabarán imitando.

FUENTE:

Share This