Para muchos niños y su familia, la Primera Comunión es la fiesta más esperada de toda la infancia. Por eso, no es extraño que la mayoría de los padres intenten que la fiesta sea perfecta. Pero no siempre se puede contar con el presupuesto que desearíamos, aunque eso no significa que no se pueda organizar una fiesta preciosa. La clave para ahorrar radica en la planificación.

Elige un atuendo económico

El primer paso consiste en elegir el traje o vestido para la ceremonia. De hecho, se trata de uno de los grandes gastos de la Comunión. Sin embargo, en realidad no es necesario gastar cientos de euros en el traje o el vestido ya que existen opciones mucho más económicas. Por ejemplo, puedes apostar por la ropa de segunda mano. Normalmente este tipo de ropa se utiliza solo una vez así que te resultará fácil encontrar modelos prácticamente nuevos. Otra alternativa que ha ganado auge a raíz de la crisis es alquilar los, de esta forma, podrás ahorrar entre un 50 y un 70%.

Planifica bien el banquete

El banquete es lo más costoso, de hecho, se estima que más de la mitad del presupuesto se destina a los comensales ya que un menú medio cuesta entre 30 y 60 euros por persona. Por eso, ahorrar en el banquete representará un gran ahorro. Si no dispones de un gran presupuesto, es recomendable que limites la cantidad de personas, una ceremonia con la familia y los amigos más cercanos es la opción que más te permitirá ahorrar. Otra alternativa consiste en apostar por un banquete más informal, con bocadillos, bebidas y tentempiés. También puedes contratar empresas de catering por internet donde encontrarás propuestas con grandes descuentos.

Contrata buena animación

En las comuniones suele haber muchos niños, por lo que es importante que cuentes con alguien que se encargue de animar la fiesta. Los animadores no suelen ser baratos pero si buscas con calma, podrás encontrar la mejor relación calidad/precio. Piensa además en el tipo de animación que deseas, y asegúrate de que sea acorde a la edad de la mayoría de los niños.

Personaliza los recordatorios

Los recordatorios de la Primera Comunión son un detalle precioso, pero a menudo salen caros. Puedes hacerlos en casa. De hecho, apostar por las manualidades es una excelente idea, y si las haces con tu hijo/a, incluso podéis divertíos y pasar tiempo de calidad juntos. Otra alternativa es buscar imágenes de tarjetas que os gusten por Internet e imprimirlas.

Reportaje Fotográfico, un recuerdo para toda la vida

Todos los padres desean inmortalizar el momento en que su hijo/a recibe la Primera Comunión por lo que tenéis dos opciones:

– Si tienes una buena cámara, hacer vosotros mismos las fotos, con lo cual os ahorraréis unos cuantos euros. En este caso lo mejor es que saquéis muchas fotos para poder elegir la mejor.
– No obstante si todos queréis disfrutar del día y que sea un recuerdo para siempre, podéis dejarlo en manos de un profesional con experiencia en comuniones que además aportará:

. Equipo para la falta de iluminación
. Calidad de las imágenes
. Retoque y edición profesional
. Creatividad y visión

No olvides… Lo más importante de la Primera Comunión es que todos os divirtáis, y para eso no es necesario invertir un gran presupuesto, basta saber organizar bien los detalles.

 

comuniones

Share This