Seguro que has oido hablar de Fortnite, videojuego que trata de controlar a un personaje en una isla virtual, dotarlo de armas y accesorios y luchar en línea, contra otros jugadores de todo el mundo hasta que solo quede uno en pie.

 

¿Qué es y cómo funciona Fortnite?

Un videojuego en línea de disparos y batalla con dos versiones: una llamada ‘Save the World’ que se juega en solitario y se deben matar zombis y otra, la mas popular, llamada ‘Battle Royale’, que es multijugador. Además de disparar, los jugadores pueden construir cosas para protegerse y recolectar elementos (armas, municiones, medicinas, elementos de construcción, etc.)

A Fortnite se puede acceder desde un ordenador (Windows o Mac); desde un iPhone o iPad o desde una consola de juegos (Xbox, Playstation o Switch). Los jugadores deben saltar desde un bus que vuela sobre una isla y comenzar a buscar elementos y de matar a otros jugadores. El último que quede en pie, gana. Las partidas son de 100 jugadores máximo. Sobre la isla cae una tormenta tóxica y se cierra el círculo de protección, lo que hace que los jugadores deban encontrarse cara a cara para las batallas.

¿Cuánto vale?

Es gratuito, pero hay opción de comprar una suscripción para tener acceso a mas niveles y opciones de personalización del personaje. En la versión gratuita se encuentran monedas y premios para canjear por armas y accesorios.
¿Por qué les gusta tanto a nuestros hijos?

– Moda
– Diversión: Cada personaje puede ejecutar pases de baile que se han vuelto virales, pues algunos famosos los hacen en Youtube o en programas de la tele.
– Sencillez: No es muy sangriento y se puede jugar en parejas y escuadrones, lo que permite que los niños armen equipos y se pongan de acuerdo para jugar en línea cada uno desde casamientras disfrutan del juego.

¿Debo preocuparme?

En realidad lo único que debemos atender es el tiempo que se invierte al juego. Cada partida no dura mas de 20 minutos. Por eso lo ideal es programar con nuestros hijos horarios claros y específicos, para evitar que pasen mucho tiempo conectados. Es importante que jueguen entre amigos, para que las conversaciones en línea sea entre ellos. La otra opción es acordar con el niño que se le permite jugar, pero con la opción de chat de voz y texto desconectado, para impedir que hable con desconocidos.

Y lo más importante ¡acompañarlos a jugar!
dedicarles unos minutos, jugar, analizar
y sacar nuestras propias conclusiones

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!