Tras las medidas tomadas en Cantabria a raíz de la pandemia del coronavirus, los escolares estarán 14 días sin asistir a colegio, del 16 al 29 de marzo. Se trata de una resolución qu enos ha pillado por sorpresa a los padres, ya que ahora tienen que determinar qué hacer con los niños y cómo mantener ciertas rutinas, en la medida de lo posible.

Hay que tener en cuenta que van a estar un tiempo sin clase, por eso es muy importante que no pierdan el contacto con las materias que se están trabajando en los centros, ya que cuando la situación se normalice volverán a ocupar las aulas y tendrán que retomar de nuevo el curso. Nuestra labor, estemos o no en casa, es conseguir que los niños cumplan unos horarios, hagan los deberes, repasen las asignaturas y, además, se entretengan de una forma sana. ¿Cómo podemos organizar su día a día?

1. Despertarlos y acostarlos a una hora prudencial

El hecho de que no haya colegio, no debe suponer que los niños estén en la cama toda la mañana. Para evitar esto, es importante que se acuesten exactamente a la misma hora en la que lo harían un día de escuela, duerman el tiempo necesario y se levanten frescos para afrontar el día. De esta forma, cuando tengan que volver a clase, no les costará tanto madrugar.

2. Mantener las mismas normas de siempre

Es cierto que van a pasar muchos días en un espacio cerrado, una situación que puede resultar desesperante para todos, pero es importante que dejemos claro, desde un principio, un conjunto de normas para que no haya problemas. Por ejemplo, marcar las horas de uso diario de los teléfonos móviles, que no deben exceder el tiempo que ya está establecido durante la semana o poner una serie de límites en el consumo de otros dispositivos de entretenimiento.

3. Preparar los menús semanales y acostumbrarlos a que se preocupen por su comida

Debido a esta serie de medidas, los niños que normalmente comen en el colegio, ahora tendrán que hacerlo en casa, algo que, seguramente, haya pillado por sorpresa a muchos padres. Para que no cunda el pánico, os proponemos dejar preparadas varias comidas con antelación, de esta forma solo tendrán que sacar el plato de la nevera y calentarlo. Esto facilitará vuestro día a día, tanto si estáis fuera como si os encontráis teletrabajando.

4. Repasar y practicar las materias del colegio

Después de un desayuno energético, lo más importante de todo es que los niños organicen sus tareas y pongan sobre la mesa todas las materias que están trabajando en el colegio.

En Cantabria, y según han anunciado sus gobernantes, se facilitará la continuidad de la actividad educativa. Ver comunicado . No obstante, serán los propios centros los que se pongan en contacto con los padres de los alumnos para concretar las actividades que estos deben realizar.

En general, para que esta medida sea efectiva, trabajen o no en coordinación con los colegios, debemos hacer algún tipo de seguimiento, preguntarles si han terminado sus tareas, si tienen alguna duda o si necesitan cualquier cosa.

5. Animarlos a que lean

Seguramente en el colegio ya estén leyendo algún libro, por lo que es una buena idea que aprovechen estos días para seguir haciéndolo. De no ser así, podemos sugerirles algunos títulos que tengamos por casa para que dediquen un rato a perderse entre sus páginas. Inculcar a los niños el hábito de la lectura tendrá grandes beneficios para su lectoescritura y servirá para desarrollar su expresión oral, así como su capacidad imaginativa.

6. Proponerles hacer manualidades y experimentos

Puede que las tardes sin extraescolares y actividades deportivas se hagan algo largas. Para que inviertan bien este tiempo, podemos proponer diferentes manualidades para que hagan los niños en función de su edad e, incluso, y dada la fecha en la que estamos, pueden aprovechar para preparar un regalo para el Día del padre.

Otra opción es llevar a cabo un taller de experimentos caseros para que, además de entretenerse, practiquen diferentes materias STEAM. Hay algunos en los que necesitarán nuestra supervisión, pero para otros solo tendremos que dejarles los materiales preparados y podrán hacerlos ellos solos.

7. Proyectarles vídeos o películas

No es mal momento para que los niños disfruten de una buena sesión de cine en casa. Hay infinidad de películas con valores y con contenido educativo que podemos aprovechar para ponerles, así como numerosas plataformas audiovisuales con programación para todas las edades. Al fin y al cabo, durante estos días habrá tiempo para todo. Eso sí, conviene no abusar demasiado de las pantallas, de hecho podemos ir alternando los días, y controlar bien los contenidos que ven.

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!