Ideas para celebrar Halloween Virtual

Ideas para celebrar Halloween Virtual

 

 

Las fiestas en tiempos de la COVID-19 son, sin duda, muy diferentes a las que conocíamos. Pero no por ello tienen que ser menos divertidas e imaginativas. Te proponemos hacer una fiesta de Halloween virtual para seguir disfrutando de la noche más terrorífica del año. La única diferencia es que este año, la cesta para pedir chucherías se cambia por una tablet o smartphone.

 

 

Decorado virtual

Decora tu casa para la celebración más terrorífica del año, pero no te olvides hacerlo también con el fondo de pantalla que utilices para la fiesta de Halloween virtual. Hacerlo es muy fácil, ya que muchas aplicaciones para videoconferencias te permiten elegir imágenes predeterminadas o cargar alguna propia.

Puedes hacer una foto con la decoración de la sala dónde celebrarías la fiesta en caso de ser presencial o utilizar una imagen de Internet. Seguro que en la Red encuentras tenebrosas casas embrujadas, imágenes de cementerios, bosques oscuros, huertos de calabazas o ataques zombis.

También puedes hacer que los niños participen. Invítalos a un concurso de dibujo. La creación más espeluznante será la elegida como fondo de tu celebración virtual.

fondo de pantallas para una fiesta de Halloween en casa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: freepik

Concurso de disfraces

Toda fiesta de Halloween, sea presencial o virtual, necesita unos buenos disfraces. No importa que los niños solo se vean a través de la pantalla, se divertirán mucho más si les preparas un disfraz casero.

Puedes hacer un concurso con una temática cerrada (muertos vivientes, personajes terroríficos de película, monstruos) o simplemente organizar categorías y premiar al disfraz más divertido, al más terrorífico o al más creativo. Haz que los niños posen con su disfraz, se metan en el personaje que han elegido y actúen ante la pantalla. Puedes dar como premio pequeñas aportaciones en tarjetas regalo o hacer un diploma virtual con la foto del ganador disfrazado.

disfraces para una fiesta de Halloween en casa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: sitters

Historias de miedo

Prepara la narración de una historia terrorífica para contar a los niños durante la fiesta de Halloween virtual. No olvides buscar un escenario tétrico, vestirte con la ropa adecuada y poner una iluminación basada en linternas que deformen tu cara o con unas velas.

Si no te animas a hacerlo tú mismo, también puedes buscar en Youtube narraciones de cuentacuentos profesionales que pongan los pelos de punta a tus invitados. Os moriréis de miedo.

decoración de fiesta de Halloween en casa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: decoist

Truco o trato virtual

Que los niños no puedan ir este año puerta por puerta jugando a truco o trato no significa que esta noche falten los dulces. Lo único que necesitas es un poco de planificación y la ayuda del resto de las familias invitadas a las fiestas virtual de Halloween.

Días antes de la celebración organízate con el resto de padres para hacer algunas recetas fáciles de Halloween. La idea es hacer una por familia invitada para que todas tengan algo diferente y único que ofrecer en el juego. Otra opción más cómoda es acudir al supermercado o pedir algunos dulces online.

A medida que avance la fiesta propón a los niños jugar a truco o trato. Elige a una de las familias participantes. Ellos serán los encargados de elegir entre recibir un terrible susto o dar alguna golosina a los niños. En este caso, serán los padres y madres de cada invitado los que llenen la cesta de cada uno con las recetas o chucherías elegidas.

Los niños también pueden quedar un poco antes para organizar los sustos que van a dar en caso de que, durante la fiesta, alguien no quiera darles su recompensa.

Halloween bowl with chocolate candies given by people

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: familiesonline

Búsqueda del Tesoro

Uno de los juegos que puedes hacer es una búsqueda del tesoro. Haz una lista de cosas comunes que los niños puedan localizar en casa y que estén relacionadas con Halloween. Por ejemplo: una calabaza, un esqueleto, un gato, un dibujo de un ahorcado, algún caldero, una araña, restos de un asesinato y una bruja.

El juego consiste en enumerar cada una de las cosas que tienen que localizar. Es importante explicarles que pueden buscar por toda la casa y utilizar los recursos que tienen a su alcance como ilustraciones, juguetes, decoración de Halloween o chucherías con la forma pedida. Lo único prohibido es usar Internet para buscar imágenes.

El primero que lo consiga tiene que ponerse delante de la pantalla y mostrar el objeto. Se irán dando un punto a todos los participantes. El que más tenga al final del juego habrá ganado la búsqueda del tesoro.

fiesta de Halloween virtual búsqueda del tesoro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Canva

Momias a la carrera

Otra propuesta virtual con la que los niños se divertirán es convertirse en momias. Algunos rollos de papel higiénico y un poco de habilidad es lo que necesitan para transformarse. Pide a todos los niños que se coloquen frente al dispositivo que hayan utilizado para conectarse a la fiesta de Halloween virtual con las reservas de papel higiénico. Da la salida a la competición y espera a ver cómo, ellos solos, intentan vendarse.

Es importante que todos miren a la cámara mientras lo hacen. Así verán la evolución de los demás y la competición ganará en diversión. También pueden colaborar los adultos siguiendo los movimientos de los niños con los dispositivos móviles para que nadie pierda detalle

fiesta de Halloween virtual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Canva
Planes en casa para el FIN DE SEMANA

Planes en casa para el FIN DE SEMANA

Quedarse en casa suele ser sinónimo de relajación o también de llevar a cabo ciertas responsabilidades (hacer tareas domésticas o deberes en el caso de los niños). Pero también se pueden hacer planes alternativos con los que pasar un buen rato en familia, aunque estemos en verano. En este post te damos diferentes ideas un fin de semana en casa.

Practicar yoga con los niños

Practicar yoga con los niños
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

En esta disciplina se trabaja la concentración o el control de las emociones a través de las posturas (o asanas), y la meditación. Con los más pequeños puede ser una actividad divertida, ya que para practicar muchas de las asanas pueden imitar el movimiento o la postura natural de diversos animales, como el gato o la mariposa. La fase de meditación se puede realizar mediante distintos juegos relacionados con la respiración, como el método del globo (mientra inhalan tienen que imaginarse que se convierten en globos y mientras exhalan, recrear cómo se ‘desinflan’) o la respiración de la abeja (imitando el zumbido de este animal). 

Hacer experimentos sencillos

Hacer experimentos sencillos
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Resulta una actividad ideal para realizar todos juntos, ya que normalmente los niños necesitarán la ayuda de un adulto. Para ello, se pueden llevar a cabo experimentos con objetos o elementos que haya por casa. ¿Un ejemplo? El agua. Con ella se pueden realizar diversos proyectos como hacer helados, ‘fabricar nieve’ o crear hielo de manera instantánea. Aquí te explicamos cómo hacerlos. https://496de17900e72f50ec3a4f2a447a7fd5.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Una sesión de dibujo o lettering

Una sesión de dibujo o lettering
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Dibujar o colorear una ilustración fomenta la concentración y la creatividad, ya que la mente se centra en una sola actividad, además de que promueve la relajación. Por ello, plantear una tarde de dibujo puede ser una opción para que niños y jóvenes se entretengan. Para ello, hay varias opciones: pueden aprender a dibujar con juegos y aplicaciones indicados para ello; aprender lettering (el arte de dibujar letras a mano) con libros repletos de guías e instrucciones para llevarlo a cabo o relajarse coloreando mandalas.

Adivinanzas para aprender inglés

Las adivinanzas son recursos lingüísticos breves que pueden resultar una opción entretenida para seguir repasando contenidos del idioma, mejorar la pronunciación o adquirir una mayor agilidad mental. Por ello, pronunciar y resolver distintas adivinanzas se puede con niños de todas las edades. Se puede comenzar a practicar con estas adivinanzas recomendadas por una docente de la materia

Crear un karaoke en casa

Karaoke en casa
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Para montar un karaoke en casa solo se necesita un micrófono y la música que más os guste para empezar a cantar. Se pueden crear dos grupos y ‘competir’ como en los programas de televisión musicales. El que gane, ¡tendrá una recompensa! Con la música, los más pequeños pueden transmitir y comunicar sus emociones, además de que pueden ‘entrarles el gusanillo’ de querer aprender a componer su propia música.

Disfrazarse en familia

Disfrazarse en familia
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

En esta actividad los niños ponen en marcha su imaginación y creatividad ya que tienen que buscar entre la ropa vieja (de ellos o de sus padres) aquellas prendas y complementos con los que formar un disfraz. Después de elegir el atuendo y con toda la familia en conjunto se puede realizar un concurso de disfraces en el que a través de la puntuación, todos voten cuál es su favorito. Además se puede argumentar el voto con distintas razones: por su originalidad, por ser divertido, por salirse de los cánones establecidos… De este modo, los niños practican el debate mientras pasan un rato ameno.

Jugar a videojuegos… pero todos juntos

Jugar videojuegos familia
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Una forma de conocer mejor las aficiones y gustos de los más pequeños de la casa es compartirlas con ellos. Así que ya que los videojuegos suele ser una de las actividades de ocio que más demandan los jóvenes (sobre todo en la adolescencia) se les puede proponer llevar a cabo una competición entre toda la familia al videojuego que más le guste (siempre que no incite a la violencia u a otros contenidos inapropiados). Así, los niños practican capacidades relacionadas con la habilidad o la concentración, además de compartir tiempo con sus padres y hermanos. 

Montar un escape room casero 

escape room casero
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Ya que los escape room se han puesto de moda hasta dentro del aula, ¿por qué no montar uno en casa? Se puede hacer con distintos niveles de dificultad dependiendo de la edad de los niños. Si son pequeños, se pueden esconder algunas pistas por toda la casa (en papeles, con colores llamativos que incluyan mensajes escritos o dibujos) y que les lleve a encontrar un tesoro: una entrada a la película que tantas ganas tienen de ver o una salida todos juntos a un lugar al que les gustaría ir. Si son adolescentes se les puede encargar la misión de crear un plano de toda la casa dibujando todos los elementos que la componen y escondiendo ellos mismos el ‘tesoro’ a través de distintas pruebas, que también pueden inventarse. 

Representar una función… en el salón

obra de teatro salón
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

A través del teatro los niños ponen en práctica la comunicación, expresan sus emociones y pierden el miedoa hablar en público. En casa se puede crear una obra de teatro desde cero: se elige un cuento infantil y se crea un guion teatral en el que todos los miembros de la familia tengan un papel que representar. Después hay que pensar en la duración de la obra, el vestuario y el día del estreno (al que se puede invitar a otros familiares como por ejemplo los abuelos).

Convertirse enbooktubers por un día

Los booktubers son, por lo general, jóvenes a los que les encanta la lectura y que utilizan YouTube para compartir recomendaciones de sus libros favoritos. Siguiendo esta misma premisa, en casa los niños se pueden convertir en ‘booktubers’ por un día: eligen el libro que más le guste o que hayan leído recientemente y lo reseñan en vídeo para que todos puedan conocer de qué se trata. También y si les gusta la experiencia, pueden realizar otros vídeos con recomendaciones de lecturas, por ejemplo.

Reorganizar alguna estancia de la casa

reorganizar una estancia de la casa
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

En una casa el orden es fundamental para sentirse cómodo y tranquilo. Una actividad que se puede llevar a cabo en familia es reubicar los muebles o reorganizar una estancia entre todos. Por ejemplo, el salón. Cambiar de orden los muebles, redecorarla con otros objetos e incluso darle otro color a las paredes fomenta el trabajo en equipo además de incentivar la toma de decisiones de todos los miembros de la familia.

Fomentar el reciclaje

reciclar en casa
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Hay numerosos objetos cotidianos que se encuentran por casa y que pueden tener una segunda vida. Además, de este modo se enseña a reciclar a los más pequeños. Para ello tan solo hay que observar algunos de esos objetos, como los tubos de cartón del papel higiénico (con los que se puede fabricar los brazos de un posible muñeco); una lata vacía para transformarla en un bote útil para guardar lápices o bolígrafos o convertir una pinza de ropa en un marcapáginas. 

Realizar un árbol genealógico con las fotografías familiares

Realizar un árbol genealógico con las fotografías familiares
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Para realizar esta actividad tan solo se necesita tener a mano todos los álbumes familiares y que los más pequeños de la familia sean los encargados de recopilar una serie de datos necesarios para crear el árbol genealógico familiar: fechas y lugares de nacimientos, profesiones… Una vez que se dispone de dichos datos tan solo hay que decidir cómo de grande se quiere ese árbol (haciendo uso de algunas de las plantillas que se pueden encontrar en la red) e ir incorporando fotografías que también pueden buscar los más pequeños. De este modo, se refuerzan los vínculos afectivos con todos los familiares (cercanos o lejanos) y se fomenta el respeto y la empatía hacia los mayores.

Escribir un relato

En ocasiones, a los más pequeños y también a los adolescentes no les agrada contar cómo les ha ido el día o lo que han hecho en el colegio. Una opción para que puedan compartir aquello que les apetezca de manera creativa es a través de un relato. Se les puede proponer un taller de escritura creativa con premio (puede ser simbólico) para el participante que escriba la mejor historia. Para ello, existen multitud de recursos online para escribir, paso a paso, un relato y personalizarlo de manera sencilla. Se les puede aplicar, además, un tiempo para llevarlo a cabo. De este modo, se fomenta la motivación y la curiosidad de los jóvenes. 

Organizar unas ‘olimpiadas’ en familia

'olimpiadas' familia
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Una opción para fomentar el movimiento en casa es llevar a cabo una especie de ‘olimpiadas’ en las que cada uno de los miembros de la familia enseñe al resto lo que lo que puede hacer con su cuerpo para practicar el movimiento: saltar, llevar a cabo una carrera, bailar… Para hacerlo más divertido, se puede aplicar una puntuación del uno al diez y el que pierda tiene que hacer alguna acción por los demás: preparar la comida o la cena; sacar al perro a pasear o limpiar alguna parte de la casa…

Fabricar un mini huerto urbano

Esta actividad resulta ideal para pequeños y mayores, ya que es una forma de mantener contacto con la naturaleza en el propio hogar a la vez que se fomenta la participación entre todos los miembros de la familia.Se puede empezar con algo fácil: comprando un pequeño semillero con las semillas de las plantas elegidas. Eso sí, es muy importante que los más pequeños sepan con qué tipo de planta cuentan, su proceso de cultivo y maduración…y así poder cuidarla con éxito.

Fabricar un huerto urbano
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Ver películas

El plan de cine en casa es un clásico que siempre triunfa. Para que este plan de ocio se transforme también en uno con potencial educativo, se pueden elegir títulos en los que se fomenten valores como la amistad, la empatía hacia el otro o el amor por la naturaleza. Otra alternativa es visualizar cintas basadas en libros. De esta forma, seguro que en cuanto acabe la película, van en busca de la obra inspiradora.

Cocinar

El fin de semana puede ser el momento idóneo para realizar las tareas domésticas entre todos, enseñando a los más pequeños las responsabilidades del hogar y fomentando que ayuden en casa. Si nos centramos en la cocina, se pueden adaptar recetas a la edad de los miembros de la familia. También, hay que establecer el orden de las tareas y que cada uno tenga una asignada: cortar, lavar u hornear, entre otras.

Cocinar planes fin de semana
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Jugar en equipo

Los juegos en grupo son una manera de cooperar sin necesidad de transmitir un sentimiento de competición. Da igual quién resulte ganador porque la diversión es el objetivo principal de esta actividad para hacer en casa. Se puede optar por juegos de mesa o por crearlos desde cero, en los que toda la familia se involucra en su realización y normas. También tienen cabida los juegos de toda la vida: el ‘veo-veo’, el ‘pilla-pilla’ o el escondite. ¿Por qué no les pides que te cuenten a qué juegan en el recreo? ¡Quizá puedan adaptarse para hacerlos vosotros mismos!

Crear vuestro propio club de lectura

Incentivar el amor por los libros puede ser una tarea familiar muy entretenida. Los clubes de lectura son una manera de compartir gustos literarios y un momento de reunión para leer e intercambiar opiniones sobre el libro elegido. En esta actividad es esencial tener en cuenta la edad de todos los miembros de la casa para crear reuniones con diferentes temáticas. También es importante establecerlo en un buen lugar, como una estancia amplia y con luz o en la que los libros tengan especial importancia.

club de lectura planes fin de semana
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
Ampliación medidas COVID para la vuelta al cole

Ampliación medidas COVID para la vuelta al cole

El BOC publica actualización con las directrices de Educación y permite la celebración de extraescolares y los servicios de madrugadores’

Los centros educativos tomarán la temperatura al alumnado, personal docente y no docente antes del inicio de la jornada escolar y permitirá la celebración de actividades extraescolares y el servicio de madrugadores, tardes en el cole o análogos siempre que no se rompan los grupos estables de convivencia y se cumplan el resto de medidas de prevención.

Con aplicación ‘hasta el fin de la crisis sanitaria‘, publicado este lunes 31 de agosto de 2020 en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Toma de temperatura se establece como «medida complementaria» a la comprobación diaria del estado de salud que se pide a toda la comunidad educativa, y a la que las familias se comprometen a través de la declaración responsable, que se mantiene.

Así, los centros podrán establecer la organización para la toma de temperatura más adecuada -en el aula o la entrada del centro- en función, principalmente, del número de alumnos. En todo caso, y para aquellos centros que establezcan la toma de temperatura antes del acceso al centro educativo, habrá de organizarse de tal modo que se eviten las aglomeraciones y se garantice el mantenimiento de una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.

Sí se aconseja que la comprobación de la fiebre se realice antes de la entrada al recinto escolar para el alumnado exento de portar mascarilla, es decir, el primer y el segundo ciclo de Educación Infantil (las aulas de dos años y los alumnos de tres a seis años), ha informado el Gobierno regional en un comunicado de prensa.

Siguiendo las instrucciones de Salud Pública, el protocolo establece que, con una temperatura igual o superior a 37,5 grados, el alumno o personal del centro no podrá permanecer en el mismo. En caso de que el dispositivo marque una temperatura igual o solo ligeramente superior, se repetirá la toma pasados cinco o diez minutos.

Extraescolares y complementarias

El protocolo reconoce expresamente que la prioridad de la administración educativa es «el mantenimiento de la actividad lectiva presencial en condiciones de seguridad«.

Con todo, se reconoce que las necesidades de conciliación de las familias y el deseo de una formación integral del alumnado «hacen necesario en muchos casos la participación de sus hijos en actividades complementarias y extraescolares y en servicios complementarios en los centros educativos».

En concreto, se suspenden las actividades complementarias dentro del centro que impliquen la entrada de personal ajeno al mismo. Esta decisión se revisará bimestralmente, en función de los datos epidemiológicos y en coordinación con Salud Pública. Y se suspenden también las de fuera del centro, a excepción de aquellas que puedan realizarse a pie desde el centro educativo y se celebren al aire libre.

 

Cantabria no se plantea retrasar ni escalonar la ‘vuelta al cole’

El Gobierno ha dejado claro a las comunidades autónomas que la decisión de retrasar o no el calendario escolar es una competencia autonómica y algunas de ellas, ya están optando por esta opción. Cantabria, sin embargo, no se plantea ni retrasar el comienzo del curso escolar ni escalonar la vuelta a las aulas.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, que dirige la regionalista Marina Lombó. Desde este departamento precisan que, en todo caso, sería una decisión que adoptaría la Dirección General de Salud Pública –dependiente de la Consejería de Sanidad, que dirige el socialista Miguel Rodríguez–.

Los servicios de madrugadores, tardes en el cole u otros servicios complementarios análogos podrán celebrarse, pero «obligatoriamente habrán de respetar, además de las condiciones generales de prevención e higiene, la organización de los grupos de convivencia estable constituidos por los equipos directivos para la jornada lectiva«.

En este sentido, el texto señala que el protocolo de actuación ante un eventual caso de covid-19 implica la cuarentena de todo aquel alumnado que sea considerado contacto estrecho de un caso confirmado, por lo que «romper los grupos de convivencia, además de dificultar el control de contactos e incrementar el riesgo de positivos, implicaría multiplicar sustancialmente los casos estrechos que habrían de guardar cuarentena ante un positivo».

Así, en el caso de que en un mismo espacio se acoja a alumnado de distintos grupos estables, estos grupos habrán de estar separados, en todo momento, por al menos tres metros. Y si participan de estas actividades alumnos de otros niveles no establecidos como grupos estables la separación de este alumnado con respecto a los grupos estables será también de tres metros.

Por su parte, la distancia entre alumnos que no formen parte de grupos estables será de al menos 1,5 metros cuando lleven mascarilla y superior a los dos metros en los momentos en los que no la porten.

Además, el uso de la mascarilla será obligatorio en todo momento para todo el alumnado, incluido el de 3 a 6 años, exceptuando, lógicamente, los momentos en los que se ingieran alimentos o bebidas. Se aplica aquí el mismo criterio del transporte escolar.

Educación admite que puesto que la mascarilla está contraindicada para menores de tres años, el alumnado de dos años sólo podrá participar de estos servicios si se puede garantizar el establecimiento de un espacio separado (otra sala o, en su defecto, mamparas o dispositivos análogos).

Dentro de ese espacio, si participan alumnos de dos años de diferentes grupos estables de convivencia, habrán de estar separados entre ellos por al menos tres metros.

Por último, el responsable de la organización de estos servicios (entidad, empresas, asociación,..) deberá encargarse de limpiar y desinfectar los espacios utilizados después de su uso y, en todo caso, antes del inicio de la jornada lectiva.

Por su parte, la celebración de actividades extraescolares se regirá por los mismos principios que el servicio de madrugadores en relación al mantenimiento de grupos estables, distancia interpersonal y desinfección y limpieza.

Además, la naturaleza concreta de cada actividad extraescolar implicará el establecimiento de medidas adicionales y específicas para cada una de ellas que, además, habrán de sumar el mantenimiento estricto de los grupos estables de convivencia.

Así, por ejemplo, las actividades extraescolares de carácter deportivo se celebrarán, siempre que sea posible, al aire libre; cada disciplina se regirá por el protocolo específico aprobado por la Federación correspondiente y, en su caso, por las directrices que fije el Consejo Superior de Deportes para el deporte no profesional y, además, se habrán de respetar los grupos de convivencia estable conformados para la jornada lectiva.

 

«Todos los espacios, todos los momentos»

La consejera de Educación, Marina Lombó, ha explicado que «entiende perfectamente» las dificultades que estas medidas supondrán para la organización de servicios como madrugadores o para las extraescolares.

Requisitos que, en algunos casos, supondrán necesariamente que algunas actividades «directamente no se puedan desarrollar«, pero defiende la necesidad de establecer unas medidas de prevención «homogéneas» en «todos los espacios y momentos de la vida en los centros«.

«No tendría ningún sentido exigir unas medidas de organización tan estrictas a los centros educativos, como la conformación de grupos estables de alumnado que no interactúen entre sí, para permitir a renglón seguido que en los propios centros se junten alumnos de distintos niveles y etapas«, ha dicho Lombó.

Claves para ayudar a nuestros hijos a conectar con la calma

Claves para ayudar a nuestros hijos a conectar con la calma

Coronavirus y niños en casa

Tres claves para bajar el nivel de estrés y conectar con la calma

El estado de alarma, con el aislamiento que implica puede deteriorar nuestro equilibrio emocional, y más si tenemos niños/as en casa. Llevar el día a día dentro de la casa sin poder salir puede resultar complicado a nivel emocional. A continuación expongo brevemente tres claves para poder llevar con más calma esta situación

  • Procurar en la medida de lo posible dejar de seguir el mismo patrón de estrés al que venimos siendo sometidos/as. La presión de realizar a la perfección todas y cada una de las tareas que figuran en las plataformas educativas digitales y que nos envían desde el colegio a veces puede causar un estrés añadido a esta situación que ya de por sí tienes sus dificultades y que es nueva para todos/as. Procurar  bajar el nivel de exigencia que a veces nos autoimponemos y entender que lo importante es que los/as niños/as no pierdan el ritmo de estudio y continúen con el hábito de hacer las tareas escolares cada día. Esto también es conveniente hacérselo entender a ellos/as.
  • Dejar que los/as menores desarrollen su imaginación y creatividad. Los/as niños/as no necesitan constantemente adultos/as que les entretengan (a veces los/as adultos/as nos autoimponemos esta responsabilidad). Es nuestra labor dejarles espacios libres en los que desarrollen su imaginación y creatividad, que aprendan a divertirse solos/as. También está bien que a ratos puedan aprender a tolerar la frustración que a muchos les genera el aburrimiento. Tanto las personas adultas como los/as niños/as necesitamos tiempos compartidos y tiempos en soledad.
  • Crear un espacio de calma. Establecer un espacio dentro del hogar donde poder acudir a relajarse, un lugar para incorporar la calma en lo cotidiano. Se puede acudir solo/a o en compañía a vivenciar momentos de silencio compartido. Basta con elegir un rincón de la casa donde poner unos cojines, una caja o mesilla con algún objeto que inspire o favorezca la relajación: un bote de la calma, imágenes o fotografías que inspiren relajación, algún dispositivo reproductor donde poner música relajante, una manta de tacto suave…. Este espacio no hay que emplearlo solo cuando se está nervioso,  sino cada día; convertirlo en una rutina. De esta forma se podrá  disponer de un recurso interno para encontrar y favorecer la calma en otros momentos cuando todo vuelva a la normalidad.

 

Firmado: Irati Novella. Pedagoga y psicoterapeuta

 (ver enlace)

Telestudiando en casa, ¡toca reorganizarse!

Telestudiando en casa, ¡toca reorganizarse!

Tras las medidas tomadas en Cantabria a raíz de la pandemia del coronavirus, los escolares estarán sin asistir a colegio una temporada. Se trata de una resolución qu enos ha pillado por sorpresa a los padres, ya que ahora tienen que determinar qué hacer con los niños y cómo mantener ciertas rutinas, en la medida de lo posible.

Hay que tener en cuenta que van a estar un tiempo sin clase, por eso es muy importante que no pierdan el contacto con las materias que se están trabajando en los centros, ya que cuando la situación se normalice volverán a ocupar las aulas y tendrán que retomar de nuevo el curso. Nuestra labor, estemos o no en casa, es conseguir que los niños cumplan unos horarios, hagan los deberes, repasen las asignaturas y, además, se entretengan de una forma sana. ¿Cómo podemos organizar su día a día?

1. Despertarlos y acostarlos a una hora prudencial

El hecho de que no haya colegio, no debe suponer que los niños estén en la cama toda la mañana. Para evitar esto, es importante que se acuesten exactamente a la misma hora en la que lo harían un día de escuela, duerman el tiempo necesario y se levanten frescos para afrontar el día. De esta forma, cuando tengan que volver a clase, no les costará tanto madrugar.

2. Mantener las mismas normas de siempre

Es cierto que van a pasar muchos días en un espacio cerrado, una situación que puede resultar desesperante para todos, pero es importante que dejemos claro, desde un principio, un conjunto de normas para que no haya problemas. Por ejemplo, marcar las horas de uso diario de los teléfonos móviles, que no deben exceder el tiempo que ya está establecido durante la semana o poner una serie de límites en el consumo de otros dispositivos de entretenimiento.

3. Preparar los menús semanales y acostumbrarlos a que se preocupen por su comida

Debido a esta serie de medidas, los niños que normalmente comen en el colegio, ahora tendrán que hacerlo en casa, algo que, seguramente, haya pillado por sorpresa a muchos padres. Para que no cunda el pánico, os proponemos dejar preparadas varias comidas con antelación, de esta forma solo tendrán que sacar el plato de la nevera y calentarlo. Esto facilitará vuestro día a día, tanto si estáis fuera como si os encontráis teletrabajando.

4. Repasar y practicar las materias del colegio

Después de un desayuno energético, lo más importante de todo es que los niños organicen sus tareas y pongan sobre la mesa todas las materias que están trabajando en el colegio.

En Cantabria, y según han anunciado sus gobernantes, se facilitará la continuidad de la actividad educativa. Ver comunicado . No obstante, serán los propios centros los que se pongan en contacto con los padres de los alumnos para concretar las actividades que estos deben realizar.

En general, para que esta medida sea efectiva, trabajen o no en coordinación con los colegios, debemos hacer algún tipo de seguimiento, preguntarles si han terminado sus tareas, si tienen alguna duda o si necesitan cualquier cosa.

5. Animarlos a que lean

Seguramente en el colegio ya estén leyendo algún libro, por lo que es una buena idea que aprovechen estos días para seguir haciéndolo. De no ser así, podemos sugerirles algunos títulos que tengamos por casa para que dediquen un rato a perderse entre sus páginas. Inculcar a los niños el hábito de la lectura tendrá grandes beneficios para su lectoescritura y servirá para desarrollar su expresión oral, así como su capacidad imaginativa.

6. Proponerles hacer manualidades y experimentos

Puede que las tardes sin extraescolares y actividades deportivas se hagan algo largas. Para que inviertan bien este tiempo, podemos proponer diferentes manualidades para que hagan los niños en función de su edad e, incluso, y dada la fecha en la que estamos, pueden aprovechar para preparar un regalo para el Día del padre.

Otra opción es llevar a cabo un taller de experimentos caseros para que, además de entretenerse, practiquen diferentes materias STEAM. Hay algunos en los que necesitarán nuestra supervisión, pero para otros solo tendremos que dejarles los materiales preparados y podrán hacerlos ellos solos.

7. Proyectarles vídeos o películas

No es mal momento para que los niños disfruten de una buena sesión de cine en casa. Hay infinidad de películas con valores y con contenido educativo que podemos aprovechar para ponerles, así como numerosas plataformas audiovisuales con programación para todas las edades. Al fin y al cabo, durante estos días habrá tiempo para todo. Eso sí, conviene no abusar demasiado de las pantallas, de hecho podemos ir alternando los días, y controlar bien los contenidos que ven.

Información desde EDUCACION DE CANTABRIA sobre el coronavirus

Información desde EDUCACION DE CANTABRIA sobre el coronavirus

Ante la situación epidemiológica producida por el coronavirus COVID-19, la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo quiere transmitir a la comunidad educativa un mensaje de tranquilidad y de confianza en las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias.

Es recomendable que los centros educativos permanezcan atentos a las actualizaciones de información que la Administración y las autoridades sanitarias vayan comunicando al respecto. En este sentido, es muy importante ser crítico con la información que se reciba (especialmente por redes sociales), contrastarla y consultar fuentes oficiales.

Se recuerda que la Organización Mundial de la Salud no ha prohibido los viajes pero que recomienda no realizarlos a las regiones afectadas. Asimismo, quienes se encuentren de viaje en el extranjero deberán seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país de residencia.

 

¿Qué son los coronavirus?

Son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a los animales, aunque algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas.

¿Qué es el coronavirus COVID-19?

El nuevo coronavirus COVID-19 fue identificado en China a finales del 2019 y es una nueva cepa que no se había visto previamente en humanos.

¿Los animales transmiten el nuevo coronavirus al ser humano?

Existe la posibilidad de que la fuente inicial sea algún animal, se sigue investigando la fuente de infección original y el mecanismo de transmisión entre personas.

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Los síntomas más comunes incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. En casos más graves pueden aparecer complicaciones de tipo respiratorio, entre otras.

¿De qué forma se puede adquirir la infección?

El origen de la transmisión parece ser el contacto directo con animales infectados, o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona afectada. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, ojos o boca.

¿Existe un tratamiento para el COVID-19?

No existe un tratamiento específico para el nuevo coronavirus COVID-19. Sí existen muchos tratamientos para el control de sus síntomas por lo que la asistencia sanitaria mejora el pronóstico.

¿Qué puedo hacer para protegerme?

  • Realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas).
  • Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos.
  • Mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda.
  • Cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos a continuación.
  • En España no hay que tomar precauciones especiales con los animales, ni con los alimentos, para evitar esta infección.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • En caso de sufrir una infección respiratoria, evitar el contacto cercano con otras personas.

     >> Medidas de protección básicas proporcionadas por la OMS

¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas?

Si presentas alguno de estos síntomas y has viajado a una zona de riesgo, contacta telefónicamente con el 112.

He viajado a una zona de riesgo ¿Qué tengo que hacer?

A tu llegada a España deberás seguir las siguientes recomendaciones:

  • Si tienes un buen estado de salud puedes realizar su vida habitual (familiar, laboral, ocio y/o escolar).
  • Vigila tu estado de salud durante los 14 días siguientes a tu salida de la zona de riesgo.
  • Si durante este periodo presentas una sintomatología compatible con una infección respiratoria aguda, como fiebre, tos o sensación de falta de aire, deberás quedarte en tu domicilio o alojamiento y contactar telefónicamente con el 112. En esa llamada, informa de los antecedentes de tu viaje y los síntomas que presentas.

¿Dónde puedo obtener más información sobr el COVID-19?

Para obtener información actualizada te recomendamos que consultes las siguientes fuentes oficiales:

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!