Detección, Prevención y Reacción ante una FAKE NEWS

Detección, Prevención y Reacción ante una FAKE NEWS

Detección

Las noticias falsas o bulos en Internet son un concepto cada vez más habitual en todos los contextos, también aquellos que afectan a niños, niñas y adolescentes. Se refieren a cualquier tipo de información imprecisa, descontextualizada o directamente falsa, que alguien difunde de manera intencionada para manipular la opinión o simplemente para obtener algún tipo de beneficio. No es algo nuevo, siempre han existido falsos mitos sobre la alimentación, la salud, etc,. solo que a través de Internet se difunden más rápido y pueden llegar a más personas.

Los menores reciben, buscan y comparten información en Internet, en ocasiones sin reflexionar lo suficiente. En consecuencia, pueden acceder a contenidos negativos disfrazados como información real. Esto se conoce como fake news y pueden llegar hasta los menores a través de las publicaciones en sus redes sociales con mensajes privados, chats de grupo, vídeos, foros, etc. ya que son sus canales preferidos para recibir información. Estos contenidos falsos se distinguen teniendo en cuenta su grado de falsedad y engaño deliberado:

  • Imprecisos, con escasa calidad informacional, pero que se pueden malinterpretar.
  • Descontextualizados o sesgados con intención de influir en la opinión.
  • Fabricados intencionalmente con el fin de engañar y manipular.

Hay que destacar que las parodias no se consideran noticias falsas ya que su principal intención es la imitación humorística o burlesca de un hecho o de una situación real, sin intención de engañar o manipular al público al que están dirigidas. En todo caso, siempre deben estar identificadas como tales. Ejemplos habituales son los memes, las cuentas de parodias en redes sociales, o artículos en medios humorísticos o satíricos.

Por último, las fake news están evolucionando de forma rápida hacia contenidos más difíciles de detectar debido a su mayor realismo, como es el caso de los deepfakes, videomontajes hiperrealistas que manipulan el mensaje o la acción de una persona.

  • En situación
  • Cómo afectan las noticias falsas a los menores
  • Cómo identificar noticias falsas

 

Prevención

Según la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), solo un 22,5% de las personas menores de edad entre 14 y 16 años reconoce haber recibido formación para comprender y detectar si una noticia es real o no, gracias al fomento del pensamiento crítico y de una opinión propia.

La mejor forma de enseñar a los menores a detectar estos contenidos falsos es fomentar el pensamiento crítico y la lectura de contenidos adecuados a su madurez, con el objetivo de que los menores puedan llegar a ser autónomos, diferenciando entre un bulo y una noticia real.

  • Comenzar desde edades tempranas. Al acompañarlos en el proceso de aprendizaje digital, es esencial aprovechar oportunidades reales para analizar juntos las posibles noticias falsas que aparezcan en sus redes sociales o en una página web.
  • No todo lo que aparece publicado en Internet es cierto.Muchos contenidos se crean para generar algún tipo de beneficio, económico o ideológico. Por tanto, deben aprender a localizar fuentes seguras y fiables de información.
  • Acostumbrarse a encontrar y utilizar fuentes de información fiables. En su día a día, por ejemplo, al realizar tareas de clase, pueden incluir citas y referencias en sus trabajos escolares.
  • Aprender a valorar diferentes puntos de vista. Fomentar valores sociales positivos como la asertividad, la empatía y la tolerancia, promoviendo el respeto frente a otros colectivos de personas, es clave para que el menor reaccione ante las fake news de manera crítica, reflexiva y prudente.
  • Practicar la paciencia y evitar la impulsividad. Los bulos crean en el usuario/a la sensación de que es imprescindible compartir la información rápidamente, para así llegar a muchas personas. Por eso es fundamental promover el análisis de la noticia, contrastar los hechos que presenta y verificar las fuentes.

 

Reacción

  1. Transmitir calma y prudencia. Los menores deben aprender a actuar en Internet, como en la vida real, de forma reflexiva y cauta. Merece la pena dedicar unos minutos a analizar la información antes de confiar en un contenido.
  2. Contrastar la información.Comprobaremos la veracidad de la noticia, observando si está publicada en sitios de reconocido prestigio informativo, y desconfiando de aquellos medios que parezcan poco profesionales. Podemos apoyarnos en páginas web especializadas en verificación de información (fact-checking), como la Oficina de Seguridad del Internauta, Maldita.es, EFE verifica, AFP factual, IFCN o Snopes, entre otros.
  3. No compartir las noticias falsas.Es recomendable eliminarla del dispositivo y evitar su difusión descontrolada. Rompiendo la cadena estamos impidiendo que otras personas reciban la información.
  4. Reportar la noticia falsa. Las redes sociales y muchas páginas web ya ofrecen la opción de denuncia de estos contenidos desde la propia publicación. También podemos contactar con los administradores de la web, o con entidades especializadas en verificación de información, como algunas de las anteriormente mencionadas, para avisar del riesgo de difusión.
  5. Informar a nuestros contactos. Tanto la persona que la ha enviado, como las personas receptoras de la misma, agradecerán saber que se trata de un contenido falso. Podemos indicarles las características o motivos que nos han permitido reconocer la noticia falsa o bulo.
  6. Pedir ayuda a una persona adulta de confianza. A menudo, las temáticas y razonamientos que se esconden detrás de las fake news pueden resultar demasiado complejas y escapar a la comprensión de los menores. Crea un entorno cotidiano seguro para hablar de estos temas en familia.

 

¿Tienes dudas o necesitas ayuda respecto al uso seguro y responsable de los menores en Internet? Contacta con la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017. Es un servicio gratuito y confidencial.

 


MAS INFO: www.is4k.es


 

Plogging, hacer deporte cuidando del medioambiente está de moda

Plogging, hacer deporte cuidando del medioambiente está de moda

¿Os imagináis que fuera posible hacer deporte y, al mismo tiempo, a conservar nuestros entornos urbanos y naturales? Pues, en esto se basa el plogging.

¿En qué consiste el plogging?

El origen del propio término resume de un modo bastante ilustrativo la esencia de esta iniciativa. La primera sílaba procede del vocablo sueco plocka upp, que significa recoger, y la segunda de la palabra jogging, empleada tanto en ese idioma escandinavo como en el inglés para referirse a la acción de correr con una intensidad leve.

Detenerse, retirar basura y reanudar la marcha son los tres pasos fundamentales del plogging. Un sencillo procedimiento que puede ser puesto en práctica durante rutas por la playa o la montaña o incluso en las calles y parques de nuestras ciudades, uniendo así los beneficios del ejercicio físico con el cuidado activo de la flora, la fauna y las instalaciones urbanas.

Mejora del entorno gracias al plogging
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
El plogging ayuda a mejorar los entornos urbanos y naturales | Fuente: Piqsels

Un nuevo deporte en constante crecimiento

Su fundador, tras mudarse a Estocolmo, Erik Ahlström, un sueco amante del fitness y del medio ambiente, quedó impactado por la gran cantidad de desechos esparcidos en la zona y en 2016 se decidió a poner remedio a la situación mientras hacía deporte.

Beneficios del plogging

Una rápida propagación que no es de extrañar teniendo en cuenta el conjunto de ventajas que aporta esta modalidad deportiva a su creciente número de incondicionales. Y es que gracias al plogging es posible:

  1.  Hacer un ejercicio físico completo
  2. Cuidar de nuestro entorno
  3. Ponerse a prueba frente a otros competidores
  4. Disfrutar de los paisajes que ofrecen las numerosas rutas
  5. Socializar con otros amantes del deporte y la naturaleza
VII Feria de la Ciencia “¡No te quedes fuera!”

VII Feria de la Ciencia “¡No te quedes fuera!”

La Universidad de Cantabria celebra la Feria de la Ciencia para acercar la ciencia a los más jóvenes en la colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología-Ministerio de Ciencia e Innovación y la Consejería de Educación y FP del Gobierno de Cantabria

  • Fecha: del 10 al 14 de mayo 2021 (se concretarán los días dependiendo de la participación)
  • Online
  • Dirigido a: Alumnos de Infantil, primaria, PMAR, Educación Especial, ESO, FP básica, media y superior, bachiller
  • Máximo 6 alumnos (o incluso individualmente) podrá enviar un vídeo de máximo 3 minutos sobre un concepto o proyecto científico con un formato totalmente libre (stop motion, una canción, un baile, un experimento…)
  • Plazo de inscripción: hasta el 26 de abril
  • Inscripciones:  aquí y envíanos tu vídeo a culturacientifica_uc@unican.es

Se seleccionarán los 10 mejores vídeos de cada categoría para la final y habrá premios para los ganadores.

Si necesitas inspiración, puedes contacta con el personal investigador y podrá contarte a través de charlas o talleres conceptos como el cambio climático, los drones, la materia oscura…

  • Además, esta semana porque estará cargada de talleres para profesorado, alumnado, speedating, exhibiciones…. En breve todos los detalles.
  • Más info aquí

Bases | Descargar

Preparados para luchar contra los fraudes online

Preparados para luchar contra los fraudes online

Es habitual pensar que cuando los menores utilizan Internet están exentos de algunos riesgos que parecen dirigidos al público adulto, como los fraudes online. En realidad, estos engaños están presentes en todo tipo de servicios y entornos digitales. En este artículo se facilitan las claves para aprender a reconocerlos.

Dado que los menores también utilizan Internet, pueden verse afectados por estafas o engaños a través en la Red, llamados fraudes online. Generalmente, su propósito es suplantar al usuario/a y robar sus datos o dinero. Niños, niñas y adolescentes pueden experimentar estos problemas, ya sea porque utilizan los mismos entornos digitales que los adultos o porque algunos fraudes van dirigidos concretamente a los usuarios/as más jóvenes.

Los fraudes online pueden valerse de diferentes métodos para distribuirse y llegar a sus posibles víctimas, pero en el contexto del menor algunos tipos de fraudes son más comunes; por ejemplo, aquellos que llegan a través de un mensaje privado en las redes sociales, un chat en sus juegos online favoritos o un correo electrónico. También los hay que utilizan reclamos como anuncios o publicaciones en redes sociales, comunidades virtuales o foros.

Además, son representativos los fraudes que se valen de llamadas telefónicas o SMS para captar la atención del menor, así como aquellos que se difunden mediante códigos QR que dirigen a páginas o aplicaciones fraudulentas, ya sea mediante carteles o folletos falsos o incluso suplantando otros auténticos con pegatinas superpuestas.

Los fraudes online que más afectan a los menores de edad

Muchos fraudes adaptan el contenido para que este resulte atractivo para niños, niñas y adolescentes. En los siguientes ejemplos cualquier persona puede caer en la trampa de acceder a un enlace engañoso o llegar a una página fraudulenta, donde a menudo se solicitarán datos de acceso (nombres de usuario y contraseñas), información personal o bancaria o la instalación de una aplicación maliciosa. También puede que propongan la compra de productos falsos a precios atractivos o que soliciten envíos de dinero o pagos mediante criptomonedas en un chantaje a cambio de salvaguardar su privacidad.

Por ejemplo, pueden infiltrar en sus redes sociales habituales, como Instagram o TikTok, publicaciones con ofertas y descuentos llamativos que conducen a tiendas falsas de ropa y calzado de marca, complementos electrónicos o gadgets, etc.; concursos atractivos que exigen pagos o información personal, o enlaces y aplicaciones que aseguran el acceso a premios o mejoras en sus plataformas de videojuegos favoritas. También es frecuente que algunas de estas ofertas parezcan oportunidades de empleo para ganar dinero fácil, prometiendo ingresos sin tener experiencia laboral o trabajando desde casa.

Otros fraudes que llegan a los menores utilizan medios más tradicionales, pero igualmente efectivos, como mensajes o correos electrónicos, que solicitan con urgencia hacer clic en un enlace para actualizar sus datos de acceso a diferentes servicios, como redes sociales o cuentas de videojuegos o correo, con la excusa de un supuesto fallo de seguridad, una actualización del servicio, para acceder a unas nuevas funciones o disfrutar de un regalo. Además, existen chantajes y amenazas sobre supuestos contenidos sexuales para intentar que el menor pague una determinada cantidad de dinero para recuperarlos o envíe material íntimo y evitar así que los difundan.

Por último, en el contexto de las apps que los menores utilizan desde sus dispositivos móviles, pueden recibir enlaces de descargas de aplicaciones llamativas para obtener descuentos, recompensas o trucos de juegos online, fuera de las tiendas de aplicaciones oficiales, y también contactos de falsos servicios técnicos. De esta forma, consiguen captar su atención, y al descargar la aplicación fraudulenta, les piden información o suscripciones que conllevan un coste económico o directamente consiguen infectar su dispositivo para controlarlo o acceder a su información.

En definitiva, el objetivo siempre es engañar a nuestros hijos, ganándose su confianza para aprovecharse de su información, sus cuentas online o sus dispositivos.

 

Cómo promover la prevención

A nivel familiar o desde el centro educativo nos encontramos con entornos perfectos para transmitir pautas y hábitos positivos en la Red, consiguiendo que los y las menores se acostumbren a usar Internet con precaución. Fomentar el sentido común y el uso consciente, sin dejarse llevar por la impulsividad, es clave para evitar numerosos riesgos, también en este tipo de estafas. Siempre es útil apoyarnos en recursos educativos, como este juego de detección de ingeniería social, de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), canal especializado en ciudadanos de INCIBE, o la unidad didáctica ‘Controla la tecnología’, con actividades para realizar en clase.

Lograr que los nuestros hijos aprendan de forma progresiva a utilizar las redes sociales, los videojuegos o el comercio online es un motivo importante para acompañarles en el proceso. Mientras usan Internet a nuestro lado podemos promover una actitud de alerta y sospecha ante mensajes cautivadores, páginas web dudosas u ofertas engañosas.

Lo primordial es tener en cuenta que hace falta tiempo y madurez para llegar a usar estos servicios de forma segura y autónoma. Recordemos algunas pautas imprescindibles para transmitir a los y las más jóvenes:

  • Emplear contraseñas robustas y un segundo factor de autenticación para proteger nuestras cuentas frente a fraudes y otros riesgos.
  • Evitar hacer clic en los enlaces que aparecen en los correos electrónicos o los mensajes privados y no descargar archivos adjuntos si no están completamente seguros del contenido. Siempre se ha de prestar atención a las direcciones y enlaces cortos, verificando que sean reales y no peligrosos con analizadores online, como por ejemplo VirusTotal o URLVoid. Las páginas fraudulentas suelen utilizar nombres muy parecidos para engañar al usuario/a.
  • Transmitirles la importancia de no facilitar nunca información personal como nombre, apellidos, teléfono, dirección, correo electrónico o fotos), evitando compartirla a través de diferentes medios (páginas web, aplicaciones, mensajes, e-mails, teléfono, etc.) .
  • Es más seguro escribir directamente la dirección en la barra de navegación o utilizar una app oficial, evitando seguir enlaces que lleguen a través de mensajes o correos.
  • Antes de descargar una aplicación también hay que comprobar su autenticidad, fijándose bien en el nombre, el desarrollador y las opiniones de otros usuarios/as, y valorando si los permisos que solicita son proporcionados.
  • Ejercitar el sentido común es la clave: si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente será mentira.

Infografía «Objetivo: cero fraudes online»

Ante cualquier duda es mejor contrastar la información antes de acceder a un enlace, insertar información personal o realizar una compra. Es fundamental enseñar a nuestros hijos a no actuar de forma irreflexiva o impulsiva, pues muchos fraudes se basan en este tipo de reacciones. El segundo paso es mostrarles cómo verificar la información para seguir navegando con seguridad. Podemos contactar con servicios oficiales como la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) o la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017, que pueden ayudarnos a identificar este tipo de estafas.

No olvidemos que nuestro ejemplo es su mayor fuente de aprendizaje. Por lo tanto, es preciso enseñarles a usar Internet de manera consciente y responsable, acompañándoles en su formación digital. Si conocemos de cerca cómo usan la tecnología, sabremos en qué momento podremos darles mayor autonomía y confiar en su sentido común.

 

FUENTE: is4k
Habilidades más demandadas para los puestos de trabajo actual

Habilidades más demandadas para los puestos de trabajo actual

La resiliencia, el pensamiento crítico o el trabajo en equipo son algunas de las ‘soft skills’ o ‘habilidades blandas’ más demandadas en los puestos de trabajo actuales.

Las ‘habilidades blandas’, son cualidades relacionadas con la escucha activa, el trabajo en equipo, la creatividad, la resiliencia o la capacidad de aprendizaje (entre otras), capacidades importantes para desempeñar los trabajos tanto del presente como del futuro. Por ello, no es de extrañar que el aprendizaje de estas habilidades en el ámbito educativo también resulte fundamental para los alumnos, que serán los adultos del mañana.

Las habilidades más demandadas en la actualidad

La escuela de negocios digital IEBS Business School ofrece una lista con las diez ‘habilidades blandas’ más demandadas en los procesos de reclutamiento durante este año.

1. Resiliencia. En una situación como la actual, hay que ser capaz de adaptarse a situaciones adversas y de mantenerse fuerte, paciente y calmado en un entorno de crisis.

2. Pensamiento crítico. Permite tener nuevas ideas, además de adquirir la capacidad para ser más analíticos, investigadores y curiosos. Lo que ayuda a resolver problemas de mejor manera.

3. Compromiso. Tanto en el ámbito laboral como en el académico es importante estar comprometido con el objetivo de la empresa o del centro escolar. Esto supone una mayor motivación, concentración, calidad del trabajo y, por lo tanto, productividad.

4. Flexibilidad. En momentos complicados o de incertidumbre, resulta esencial contar con la flexibilidad suficiente para adaptarse. Lo mismo ocurre en el plano laboral o escolar: hay que saber adoptar nuevas formas de trabajo, utilizar nuevas herramientas y aceptar los cambios que puedan darse a lo largo del tiempo.

5.Trabajo en equipo. Con el teletrabajo o la educación online, ha sido necesario demostrar capacidad de colaboración con los compañeros de equipo, por ejemplo, explicando herramientas de reparto de tareas o de comunicación que se han utilizado para ello.

6. Mentalidad de crecimiento. Se conoce como ‘growth mindset’. O lo que es lo mismo: estar dispuesto a enfrentar nuevos retos y con visión de futuro.

7. Aprendizaje constante e independiente. Además de contar con la inquietud de aprender constantemente, es esencial tener la capacidad para aprender sobre nuevas tecnologías, programas y sistemas. Clave para el ámbito laboral actual.

8. Creatividad. No solo engloba la habilidad artística de crear desde el inicio, sino también en ver más allá de lo que hay enfrente. Esto implica salir de la ‘zona de confort’ para apostar por conceptos o retos innovadores.

9. Tomar decisiones en base a datos. El análisis de datos y el Big Data en general se han vuelto competencias imprescindibles para las empresas digitales. Estos conocimientos permiten reconocer qué oportunidades son las más adecuadas para invertir o no recursos, además de sacar las conclusiones más efectivas.

10.Habilidades digitales. Engloban desde ser capaz de hacer una videollamada o ser productivo de forma remota, hasta aprender rápido el funcionamiento de nuevos programas o herramientas digitales. Las empresas buscan empleados que sean proactivos a la hora de incrementar estas habilidades y que estén totalmente adaptados.

FUENTE: EDUCACION 3.0

Taller gratuito para resolver problemas emocionales en los adolescentes

Taller gratuito para resolver problemas emocionales en los adolescentes

Iniciativa PROCARE sobre problemas emocionales en adolescentes

Información

La Universidad de Jaén, a través del proyecto PROCARE , está llevando a cabo un trabajo que pretende brindar ayuda de manera gratuita a adolescentes en riesgo de desarrollar problemas emocionales.

Este proyecto, liderado por Luis Joaquín García López, Catedrático del Departamento de Psicología de la citada Universidad, se realiza en colaboración con la Universidad Miguel Hernández, Universidad Rovira i Virgili y la Universidad de Miami. El Injuve participa en él como parte del Consejo Asesor Externo.

Conocer si existen problemas emocionales en los chicos y chicas se hace de mayor importancia más que nunca pues, además de los cambios naturales en los que están inmersos, hay que sumar el contexto presente del Covid-19, que tanto está afectando psicológicamente a toda la población, especialmente a nuestros jóvenes.

La investigación se realizará 100% online, sin interferir en horario lectivo y respetando la confidencialidad de los participantes.

El objetivo es detectar e intervenir tempranamente en adolescentes con riesgo de desarrollar problemas emocionales.

Participar es muy sencillo. Simplemente hay que responder una encuesta online que consta de dos partes: una primera parte dirigida a los padres y otra parte dirigida a los adolescentes.

Si por las respuestas se detecta que los chicos y las chicas necesitan ayuda, podrán realizar un taller gratuito, donde los participantes aprenderán a superar las barreras que limitan su vida y conocerán herramientas para afrontar situaciones de riesgo, potenciando sus habilidades comunicativas, sus habilidades de afrontamiento para gestionar el estrés, etc.

 

  • Convoca: Departamento de Psicología de la Universidad de Jaén y Red Proem
  • Requisitos: Esta iniciativa se dirige a chicos y chicas de entre 12 y 18 años.
Share This