Extraescolares en Castro con protocolos anticovid

Extraescolares en Castro con protocolos anticovid

 

Este sector ha visto reducida la demanda y defienden que estas actividades son seguras y ayudan a los alumnos. Ajedrez, Kárate, pintura o fútbol son algunas de las actividades extraescolares que este año se han visto afectadas por la crisis sanitaria.

El coronavirus también ha traído la distancia de seguridad, el uso de la mascarilla o el mantenimiento de grupos burbuja en las extraescolares aunque varias comunidades autónomas, entre ellas Cantabria, han decidido prescindir, por ahora, de estas actividades.

Desciende la demanda

Las empresas que organizan estas actividades explican que, en un mes han tenido que organizar todas las extraescolares, ya que antes no sabían qué iba a pasar con estas actividades.

En algunos casos, aunque el protocolo permita realizar la actividad, la demanda ha caído hasta un 90%

En Cantabria se permiten las extraescolares aunque su organización depende de los centros educativos y los ayuntamientos, en algunos centros de Castro, se han suspendido las extraescolares.

Además en el deporte base se han suspendido los entrenmamientos y la liga, dejando a los niños sin competir a nivel local.

… este descenso pasa factura …

Algunas actividades donde hay contacto se han anulado y asegura que se está priorizando que las extraescolares se realicen al aire libre. Se ha tenido que despedir a bastante gente porque “si no hay servicios no hay actividad”.

Las extraescolares ayudan muchísimo a nuestros hijos

Aunque al principio estas actividades se crearon para conciliar la vida laboral y familiar de los padres, a día de hoy se han convertido en un complemento y un apoyo a la formación reglada.

Los niños tienen que volver a una normalidad, tienen que volver a hacer cosas, tienen que volver a hacer lo que les gusta para desarrollar sus habilidades.

Regulación en Cantabria

La Consejería de Educación manifestó en el Boletín Oficial de Cantabria la conveniencia de la realización de las extraescolares, “las necesidades de conciliación de las familias y el deseo de una formación integral del alumnado hacen necesario en muchos casos la participación de sus hijos en actividades complementarias y extraescolares y en servicios complementarios en los centros educativos”.

Asimismo, el documento establece que suponen “un desafío añadido” y señala que “las características propias de algunos centros hacen imposible el cumplimiento de las condiciones necesarias para su celebración”.

Entre las medidas necesarias para su organización establece:

– El uso obligatorio de mascarilla para los mayores de tres años
– La obligación de respetar los grupos de convivencia estable y en el caso de que se acoja en un mismo espacio a distintos grupos estables estos deben estar separados al menos tres metros.

 

ver academias en Castro

https://www.eresdecastro.com/academias/

 

 

Derechos de conciliación de vida laboral y familiar en tiempos COVID19

Derechos de conciliación de vida laboral y familiar en tiempos COVID19

En este artículo concretamos de manera específica los derechos de conciliación de la vida laboral y familiar de trabajadores mientras dure la situación excepcional provocada por el coronavirus.

 

Basándonos en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

¿Quienes pueden acceder a los derechos de conciliación?

El art. 6 del RD 8/2020 dispone que las personas trabajadoras por cuenta ajena que acrediten:
– Deberes de cuidado respecto del cónyuge o pareja de hecho.
– Familiares por consanguinidad hasta el segundo grado de la persona trabajadora.

¿Qué derechos pueden tener?

Tendrán derecho a acceder a la adaptación de su jornada y/o a la reducción de la misma. Todo ello cuando concurran circunstancias excepcionales relacionadas con las actuaciones necesarias para evitar la transmisión comunitaria del COVID-19, atendiendo a:
– Edad
– Razones de enfermedad
– Criterio de discapacidad

En las tres razones, que necesiten de cuidado personal y directo como consecuencia del coronavirus incluyendo las decisiones de cierres de centros educativos o de atención de persona necesitada.

Existe también la posibilidad de que exista una persona progenitora/cuidadora que se vea seriamente afectada por distintas razones a colación del coronavirus COVID-19. El derecho previsto en este artículo es un derecho individual de cada uno de los progenitores o cuidadores, que debe tener como presupuesto el reparto corresponsable de las obligaciones de cuidado y la evitación de la perpetuación de roles, debiendo ser justificado, razonable y proporcionado en relación con la situación de la empresa, particularmente en caso de que sean varias las personas trabajadoras que acceden al mismo en la misma empresa.

El derecho a la adaptación de la jornada por deberes de cuidado por circunstancias excepcionales relacionadas con el COVID-19 es una prerrogativa cuya concreción inicial corresponde a la persona trabajadora. Tanto en su alcance como en su contenido. Siempre y cuando esté justificada, sea razonable y proporcionada. Teniendo en cuenta las necesidades concretas de cuidado que debe dispensar la persona trabajadora, debidamente acreditadas, y las necesidades de organización de la empresa. Empresa y persona trabajadora deberán hacer lo posible por llegar a un acuerdo.

¿A qué se refieren los derechos de conciliación previstos en el Real Decreto?

El derecho a la adaptación de la jornada podrá referirse a la distribución del tiempo de trabajo o a cualquier otro aspecto de las condiciones de trabajo, cuya alteración o ajuste permita que la persona trabajadora pueda dispensar la atención y cuidado. Puede consistir en cambio de turno, alteración de horario, horario flexible, jornada partida o continuada, cambio de centro de trabajo, cambio de funciones, cambio en la forma de prestación del trabajo, incluyendo la prestación de trabajo a distancia, o en cualquier otro cambio de condiciones que estuviera disponible en la empresa o que pudiera implantarse de modo razonable y proporcionado, teniendo en cuenta el carácter temporal y excepcional de las medidas contempladas en la presente norma, que se limita al período excepcional de duración del COVID-19.

¿Quienes pueden acceder a este derecho de conciliación?

Las personas trabajadoras tendrán derecho (conciliación) a una reducción especial de la jornada de trabajo en las situaciones previstas en el artículo 37.6, del ET. Cuando concurran las circunstancias excepcionales expuestas anteriormente. Con la reducción proporcional de su salario. Esta reducción especial por regla general se regirá por lo establecido en los artículos 37.6 y 37.7 del ET. Así como por el resto de normas que atribuyen garantías, beneficios, o especificaciones de cualquier naturaleza a las personasque acceden a los derechos establecidos en estos preceptos.

El art. 37.6 del ET dice lo siguiente:
«6. Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

El progenitor, adoptante, guardador con fines de adopción o acogedor permanente tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario de, al menos, la mitad de la duración de aquella, para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del servicio público de salud u órgano administrativo sanitario de la comunidad autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el menor cumpla los dieciocho años. Por convenio colectivo, se podrán establecer las condiciones y supuestos en los que esta reducción de jornada se podrá acumular en jornadas completas.

Las reducciones de jornada contempladas en este apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.»

La reducción de jornada especial la tienes que comunicar a la empresa con 24 horas de antelación, y podrá alcanzar el 100% de la jornada si resultara necesario, sin que ello implique cambio de naturaleza a efectos de aplicación de los derechos y garantías establecidos en el ordenamiento para la situación prevista en el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores.

Es importante que todo esté justificado, que sea razonable y proporcionado en atención a la situación de la empresa en el caso de reducciones de jornada que lleguen al 100%.

En el supuesto establecido en el art. 37.6 segundo párrafo no será necesario que el familiar que requiere atención y cuidado no desempeñe actividad retribuida.

¿Y si ya estaba disfrutando de una reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares, u otra causa de conciliación?

En tal caso, podrá renunciar temporalmente a él o tendrá derecho de conciliación a que se modifiquen los términos de su disfrute siempre que concurran las circunstancias excepcionales comentadas anteriormente. La solicitud debe limitarse al período excepcional de duración de la crisis sanitaria y acomodarse a las necesidades concretas de cuidado que debe dispensar la persona trabajadora, debidamente acreditadas, así como a las necesidades de organización de la empresa, presumiéndose que la solicitud está justificada, es razonable y proporcionada salvo prueba en contrario.

En el caso de conflicto en cuestiones de derechos de conciliación, ¿donde acudir?
Los conflictos que se generen por la aplicación del presente artículo se resolverán por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social. El ejercicio de los derechos previstos en el presente artículo es considerado ejercicio de derechos de conciliación a todos los efectos. Por lo tanto, procedimiento urgente que no afecta el régimen de suspensión de procesos que rige tras el estado de alarma.

la reducción proporcional de su salario. Esta reducción especial por regla general se regirá por lo establecido en los artículos 37.6 y 37.7 del Estatuto de los Trabajadores. Así como por el resto de normas que atribuyen garantías, beneficios, o especificaciones de cualquier naturaleza a las personasque acceden a los derechos establecidos en estos preceptos.

El art. 37.6 del ET dice lo siguiente:
«6. Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

El progenitor, adoptante, guardador con fines de adopción o acogedor permanente tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario de, al menos, la mitad de la duración de aquella, para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del servicio público de salud u órgano administrativo sanitario de la comunidad autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el menor cumpla los dieciocho años. Por convenio colectivo, se podrán establecer las condiciones y supuestos en los que esta reducción de jornada se podrá acumular en jornadas completas.

Las reducciones de jornada contempladas en este apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.»

La reducción de jornada especial hay que comunicarla a la empresa con 24 horas de antelación, y podrá alcanzar el 100% de la jornada si resultara necesario, sin que ello implique cambio de naturaleza a efectos de aplicación de los derechos y garantías establecidos en el ordenamiento para la situación prevista en el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores.

Es importante que todo esté justificado, que sea razonable y proporcionado en atención a la situación de la empresa en el caso de reducciones de jornada que lleguen al 100%.

En el supuesto establecido en el art. 37.6 segundo párrafo no será necesario que el familiar que requiere atención y cuidado no desempeñe actividad retribuida.

¿Y si ya estaba disfrutando de una reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares, u otra causa de conciliación?
En tal caso, podrá renunciar temporalmente a él o tendrá derecho de conciliación a que se modifiquen los términos de su disfrute siempre que concurran las circunstancias excepcionales comentadas anteriormente. La solicitud debe limitarse al período excepcional de duración de la crisis sanitaria y acomodarse a las necesidades concretas de cuidado que debe dispensar la persona trabajadora, debidamente acreditadas, así como a las necesidades de organización de la empresa, presumiéndose que la solicitud está justificada, es razonable y proporcionada salvo prueba en contrario.

En el caso de conflicto en cuestiones de derechos de conciliación, ¿dónde acudir?

Los conflictos que se generen por la aplicación del presente artículo se resolverán por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la Jurisdicción Social. El ejercicio de los derechos previstos en el presente artículo es considerado ejercicio de derechos de conciliación a todos los efectos. Por lo tanto, procedimiento urgente que no afecta el régimen de suspensión de procesos que rige tras el estado de alarma.

Conciliación e Igualdad Nueva normativa para las empresas

Conciliación e Igualdad Nueva normativa para las empresas

En este año que ya despedimos, me gustaría resaltar las medidas urgentes que han entrado en vigor para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Medidas Urgentes

Conciliación

– Empresas con 50 o más trabajadores en plantilla tienen la obligación de implementar un plan de igualdad (antes era obligatorio en caso de superar 250 personas).
Este plan tendrá que ser registrado como cualquier convenio o acuerdo colectivo de trabajo. Se establece un período transitorio de tal forma que las empresas puedan adaptarse progresivamente.

– La maternidad queda protegida durante el periodo de prueba, de tal manera que la extinción del contrato de una mujer embarazada durante el periodo de prueba será nula, salvo que concurran motivos no relacionados con el embarazo o maternidad y la empresa lo pueda demostrar.

– Las personas con hijos menores de 12 años tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de sus jornadas de trabajo, así como la ordenación del tiempo de trabajo y la forma de prestarlo (también el teletrabajo).

Esta medida pretende que se haga efectivo el derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Estas adaptaciones han de ser razonables y proporcionadas, y deberán pactarse en convenio colectivo. Si el convenio no dice nada la empresa está obligada a abrir un proceso de negociación con la persona trabajadora durante un máximo de 30 días en donde la empresa podrá aceptar la petición, plantear propuestas alternativas o bien denegar la solicitud, indicando las razones objetivas de esa decisión. Las discrepancias sobre este último extremo se resolverán en los Tribunales.

Igualdad

– La norma crea un nuevo concepto jurídico, el «trabajo de igual valor» es decir, cuando las funciones y tareas a desempeñar, así como las condiciones educativas, profesionales o formativas de este trabajo y las condiciones laborales en las que se desarrolla son equivalentes entre sí. El objetivo pretende evitar la discriminación, mismo trabajo, mismo salario.

– Con este mismo objetivo, las empresas tendrán que llevar un registro de los valores medios de las remuneraciones, distinguiendo el sexo y distribuyéndose por grupos y categorías profesionales. En empresas de al menos 50 personas si el promedio de esas remuneraciones supera en un sexo el 25% respecto al otro sexo, entonces la empresa tendrá que justificar en ese registro que esa diferencia salarial no obedece a ningún motivo discriminatorio.

– Se equiparan los permisos de nacimiento de hijo o hija de tal manera que la prestación de maternidad y paternidad pasa a denominarse «Prestación por nacimiento y cuidado de menor de 12 meses».

Desaparece el permiso de 2 días por nacimiento y de forma progresiva, cada progenitor tendrá derecho a 16 semanas de tal manera que 6 semanas serán obligatorias para ambos a partir del parto (o adopción o acogimiento), no pudiéndose ceder al otro progenitor y las 10 restantes (20 si se disfruta a tiempo parcial) podrán disfrutarse hasta el cumplimiento de los 12 meses del menor.

Esas 10 semanas restantes se disfrutarán en periodos semanales de manera interrumpida o acumulada hasta que el bebé cumpla los 12 meses. Para ello, la persona tendrá que avisar a la empresa con una antelación mínima de 15 días del disfrute de esa semana o semanas.

El INSS debe adaptar los sistemas informáticos, por tanto hasta entonces quien quiera acogerse al disfrute de las 10 semanas de manera interrumpida no cobrará la prestación hasta la última semana de disfrute del permiso por nacimiento y cuidado de hijo o hija.

En el 2020 el permiso se ampliará a 12 semanas y será en 2021 cuando el permiso de paternidad (prestación por nacimiento y cuidado de menor de 12 meses) será de 16 semanas.

– Se crea una nueva prestación, llamada «Corresponsabilidad del cuidado del lactante» que consiste en que se abonará una prestación a aquellos progenitores que reduzcan la jornada de trabajo en media hora para el cuidado del lactante desde el cumplimiento de los 9 meses hasta los 12 meses de edad. Esa reducción ha de ser disfrutada por los 2 progenitores en las mismas condiciones.

Se acreditará por las empresas, quienes certificarán la reducción de jornada de los progenitores y entrará en vigor a los nacimientos. Si ambos progenitores están en excedencia por cuidado de su hijo, la reserva del puesto de trabajo se ampliará desde 12 hasta un máximo de 18 meses (siempre que se disfrute de manera conjunta).

– Se recupera la financiación de las cuotas del convenio especial de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia a cargo de la Administración General del Estado.

 

En los últimos años, se están produciendo importantes avances en el ámbito social y legislativo que han propiciado cambios favorables para conseguir que la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres sea real y efectiva. Pero aun queda mucho por hacer.

Conciliar también en Navidad con horarios racionales

Conciliar también en Navidad con horarios racionales

Navidad es el momento del año en el que la familia y los amigos cobran mucha importancia, compras de regalos de última hora, comidas y cenas de Navidad casi a diario, fiestas… pero no debemos descuidar nuestras obligaciones.

En este número, os proponemos unas recomendaciones para que sigáis unos horarios racionales y podais conciliar vuestra vida personal, familiar y laboral también durante Navidad.

Recomendaciones

Evita los agobios y sigue la regla de las 3 ochos

– ocho horas de trabajo
– ocho horas de descanso
– ocho horas para el ocio

Planifica las compras
Debemos planificar nuestras compras y distribuirlas en varios días. Posponerlas al final supone comprar peor y, a menudo, gastar más, lo que nunca es aconsejable.

Horarios de compra racionales
Evitar las compras los domingos o en horarios intempestivos, y así favoreceremos al pequeño comercio permitiendo que los empleados de estos establecimientos también puedan conciliar su tiempo.

Organización en el trabajo
Exceptuando los sectores del comercio y la restauración, la carga de trabajo suele ser menor durante las fechas navideñas. Esto nos permite salir a buena hora y dedicar ese tiempo a otras cosas.

Sé productivo también en Navidad
Aprovecha el tiempo de trabajo, adelanta tareas y sé productivo también en Navidad. Así evitaremos, además, que a la vuelta de las vacaciones nos espere demasiado trabajo acumulado y volvamos a la espiral de jornadas interminables para ponernos al día.

Comidas en vez de cenas de empresa
Las tradicionales celebraciones de empresa son una excelente forma de hacer equipo y de confraternizar con los compañeros de trabajo en un ambiente más distendido. Sin embargo, hay que procurar que este tipo de reuniones se hagan al mediodía en vez de por la noche, sobretodo si se hacen entresemana.

Cuidado con los excesos
En estas fechas nuestros horarios se desregulan, dando paso a los excesos. Esto hace que nuestros biorritmos sufran alteraciones considerables y nuestro cuerpo se rebele. Hay tiempo para todo.

Si somos respetuosos y prudentes con nuestros horarios, nos encontraremos físicamente mejor y disfrutaremos más de estas fiestas.

Sigue rutinas
Las Navidades son compatibles con unos horarios ordenados, algo que nos ayudará, a que la vuelta al trabajo sea menos dura.

Pasar tiempo con familia y amigos
la Navidad es un tiempo para compartir con familiares y amigos, pero si por ver a todos tenemos maratones sociales, no disfrutaremos de su compañía, es mejor pasar tiempo de calidad con los seres más queridos, y repartir mejor el tiempo que dedicamos a nuestros amigos y conocidos durante el resto del año.

Proponerse buenos horarios para 2020
El año que viene es muy importante, parece que un cambio en materia horaria está cada vez más próxima. Se trata de una oportunidad única para que nuestra sociedad sea consciente de la importancia de seguir unos horarios racionales en todos los ámbitos de la vida, tal y como lo hacen nuestros vecinos europeos. Sólo así podremos lograr la plena conciliación de vida familiar, personal y laboral. Por ello, dentro de los buenos propósitos que cada cambio de año nos hacemos, pedimos que haya un espacio para unos horarios más racionales.

Mañanas más tranquilas para empezar el cole

Mañanas más tranquilas para empezar el cole

Ya hemos empezado el nuevo curso escolar y volveremos a luchar todas las mañanas para llegar a tiempo al colegio. Seguro que para algunos es sencillo, pero muchos padres ya temen esas primeras horas de prisas y enfados hasta que dejen a los niños en la puerta de clase.

Una de las razones es que durante el verano hemos cambiado algunas rutinas y hábitos, y los primeros días de cole nos cuesta a los niños y a los padres adaptarnos.

En ocasiones esta situación se repite durante todo el curso. Cuanto antes empecemos a cambiar rutinas, antes empezaremos a disfrutar de unas mañanas de cole más tranquilas.

Los padres somos los encargados de transmitir estos hábitos y rutinas a nuestros hijos, nuestro papel es fundamental para transmitirles valores, normas, hábitos, rutinas y costumbres que son fundamentales para su desarrollo personal y social.

 

Rutinas sencillas para unas mañanas más tranquilas

 

Si no queremos que este año se repitan estas situaciones tensas todas las mañanas de prisas y nervios, tenemos que implantar una serie de rutinas, incluso antes del primer día de colegio.

Aunque al principio resulte muy complicado, si se mantienen durante el curso escolar seguro que funcionarán.

Despertarles media hora antes
Todos los padres intentamos que nuestros hijos tengan el máximo descanso posible. Pero si durante el último curso les hemos levantado a la misma hora y siempre hemos llegado tarde, tenemos que cambiar la hora a la que les despertamos. No merece la pena ir con prisas si podemos levantarles media hora antes. Un consejo sencillo que funciona y evitará esas mañanas de prisas y lloros.

Cambiar el hábito del desayuno
Otra buena idea es cambiar la hora del desayuno y convertirlo en una prioridad. El desayuno es fundamental para mantener una alimentación saludable. Primero está el desayuno y luego el entretenimiento de la televisión, la tablet o el móvil. Tienen que desayunar sin ninguna distracción. Seguro que lo hacen más rápido y desayunan mejor si la televisión está apagada. Luego si ha sobrado tiempo les podemos dejar ver la televisión o la tablet cinco minutos.

La mochila por la noche
Otra regla fundamental es que dejen la mochila preparada por la noche. Puede que se les olvide un cuaderno o un lápiz, pero lo fundamental debe estar en la mochila antes de acostarse para que no suponga una pérdida de tiempo

Tienen que aprender a organizar su mochila y no meter más que lo necesario. Su peso no debe superar nunca el 10 o 15% del peso corporal del niño. Si lo supera es mejor que lleven una de carrito para que no suponga una sobrecarga para su espalda.

Nada de gritos y enfados
Tenemos que cambiar el chip y dejar de gritarles para que se levanten o vayan más rápido. Ellos esperan nuestras prisas y gritos para empezar a moverse y no lo sienten como una obligación. Tienen que saber que en una hora tienen que estar vestidos, duchados y deben haber desayunado o llegarán tarde al colegio. Si a primera hora de la mañana ya hemos sufrido toda la familia esos nervios y estrés, pasaremos el resto del día agobiados. Mejor comenzar el día con tranquilidad y buenas palabras.

Acostarse antes
Si todo esto no ha funcionado y los primeros días del curso llegamos tarde a clase, queda la opción de acostar a nuestros hijos 30 minutos antes todos los días. Cada día que tarden más de lo necesario, sabrán que por la noche se tendrán que acostar media hora antes. Seguro que al día siguiente intentarán mejorar para no tener que acostarse antes esa noche.

 

Estas rutinas funcionarán si las aplicamos desde el primer día. Comenzar bien el día es un objetivo fundamental y posible para este curso escolar. No lo olvides”.

¡Feliz rutina!

Conciliación sin necesitar “vacaciones de vacaciones”

Conciliación sin necesitar “vacaciones de vacaciones”

Se acaba el cole y los niños tienen vacaciones, ¡3 meses!. Sin embargo la mayoría de los padres seguimos trabajando intentando equilibrar el tiempo para estar con nuestros hijos.

Esto supone un gran esfuerzo que tendremos que compatibilizar. En este número de la revsita os proponemos algunas ideas para que podáis disfrutar toda la familia y unos consejos para no morir en el intento.

Opciones en Castro

Campamentos Urbanos
La oferta de actividades de verano en Castro dirigidas a los niños cada vez es mayor: idiomas, deporte, música, tecnología, … son un gran recurso para muchas familias y una oportunidad para que nuestros peques hagan nuevos amigos y tengan nuevas experiencias haciendo lo que más les gusta.

https://www.eresdecastro.com/campamentos-urbanos-en-castro/

 

Consejos

No sentirte culpable
Compatibilizar la vida laboral y familiar es todavía una utopía, no es culpa tuya. Tus hijos pueden disfrutar del verano a pesar de que tu trabajes, sobre todo si estás con ellos cuando llegas a casa.

Organízate con antelación y establece prioridades
Quizás necesites planificar con tiempo el gasto extraordinario de los meses de verano: actividades para los niños mientras trabajas, vacaciones familiares… Si se dispara el presupuesto lo mejor es preverlo.

Planifica segun tu horario durante esos meses
Quizás necesitas de alguien que los lleve o recoja durante esos días, pide ayuda si la necesitas.

Y si al salir del trabajo te sientes agotado tómate un tiempo para descansar antes de pasar a la acción que los niños te pedirán.

Escuchar los deseos de tus hijos para escoger una actividad
Siempre es mejor que esté acorde con sus preferencias ya que lo disfrutará mucho más. Pero sé razonable, si la actividad que le gustaría hacer a tu hijo supone un gasto que no puedes asumir, habla con él y razona los motivos. No tienes que ceder a todos sus deseos.

¿Rutinas en casa o más flexibles?
La clave es el equilibrio y saber adaptarnos. Los niños pueden tener una rutina, como las horas de levantarse, comidas, ir a la cama… pero en verano hay otro ritmo: el calor en las horas centrales del día y la noche es más corta.

¿Deberes en verano?
Depende del niño y los padres: si consideran que ha realizado un buen curso, es lógico que le dejen “descansar” de los contenidos académicos, pero siempre es interesante leer un buen libro, o jugar con un libro de matemáticas que estimule su interés y diversión.

En verano también se aprende
Durante las vacaciones, los niños tienen la oportunidad de aprender y ejercitar otras habilidades: las sociales, juegos, actividad física, creatividad…

Además, en verano hay más tiempo libre para que los niños puedan explorar y mostrarnos sus verdaderos intereses.

Y si se aburren, no pasa nada, ¡aburrirse está bien! Los niños tienen que aprender a encontrar alternativas cuando están aburridos.

Cuidado con las pantallas
Son el recurso fácil para llenar el tiempo, una buena idea es limitar su uso en verano fijando un período razonable en que puedan usarlas al día (1h, 2h,…)

Podemos realizar muchas actividades juntos después del trabajo, como leer, jugar a juegos de mesa, ver alguna película, disfrazarnos, salir en bicicleta, preparar juntos la cena o incluso solo conversar. Basta con ponernos a su altura, demostrarles que estamos interesados en ellos y acompañarlos. En Castro, en verano hay muchas actividades para hacer con niños como ir a las fiestas del pueblo y de sus pedanías, conciertos al aire libre, talleres para familias, cine de verano, rutas en familia por las vías verdes de Castro, ludotecas,…).

Lo más importante es disfrutar el tiempo que pasemos con nuestros hijos al máximo, y no olvidar que es muy sano darnos permiso para hacer algo distinto a nuestras actividades cotidianas.

 

Nuestro reto para estas vacaciones debería ser un tiempo para divertirnos toda la familia,y no necesitar unas “vacaciones de las vacaciones”.

¡Feliz Verano y hasta la Vuelta al cole!

 

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!