Gorka y su libro mágico

Gorka y su libro mágico

En esta ocasión, Iratxe Arranz, madre y profesora en Castro, y además autora de la trilogía PARALELUM, nos cuenta una historia de un niño con aventuras en su imaginación …

Te puedes descargar el cuento en este enlace

También puedes seguir la triología de Paralelum aquí

Otros cuentos de Iratxe Arranz, puedes leer para contar a tus hijo y descargarte en esta web

 

cuentos

Recomendaciones de lectura

Recomendaciones de lectura

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Paralelum

Ven a PARALELUM y busca los libros robados, viaja por los 5 continentes para encontrar las piedras sagradas y recupera los colores de este magnífico lugar.

Coge tu llave y ven a disfrutar de esta gran aventura ¿te vienes?

Autora: Iratxe Arranz
Búscanos en facebook PARALELUM

 

Tomás se va de campamento

Tomás se va de campamento

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Tomás se había levantado muy enfadado esa noche. En realidad, se había acostado súper enfadado. Sentado al borde de la cama observaba la maleta que se llevaría al campamento, al cual sus padres le obligaron a ir.

Por eso estaba enfadado, él no quería ir. El prefería quedarse en casa viendo la tele y jugando a la play. Dio un salto y fue a la cocina, donde sus padres ultimaban los detalles del que, según ellos, sería el verano de su vida.

Ellos le sonreían preguntando si estaba preparado, pero les dijo que no con cara de enfado.

En el coche seguía con la misma actitud, e incluso se montó en el autobús sin darles un beso de despedida. Prefirió sentarse sólo, apoyando la cabeza en el cristal, y comenzó a sentirse triste.

Los niños ocupaban sus asientos, y él y sus compañeros de los asientos traseros, Jon y Juan, escuchaban a una niña, que se sentó junto a él, y que contaba maravillosas aventuras del campamento. Olivia ya era veterana, y consiguió contagiarles su alegría y las ganas de llegar al campamento.

Tomás, sin darse cuenta, dejó de estar enfadado y esperaba que todo aquello que contaba Olivia fuese verdad, y quería pasárselo genial en compañía sus nuevos amigos.

Al llegar a su destino todos los niños bajaban en tropel del autobús, siguiendo con entusiasmo a sus monitores.

Entre nervios y risas atravesaron un sendero que se adentraba en un frondoso bosque. A Tomás le parecía un lugar maravilloso y casi irreal. Disfrutaba del aire fresco, el olor a hierba, el canto de los pájaros y la alegría de descubrir que realmente estaba emocionado. Al llegar a una gran explanada, el campamento surgió ante sus ojos. Se pusieron en un gran círculo, y tras las explicaciones de sus monitores, todos salieron formando una gran algarabía entre las cabañas, buscando sus literas.

Tomás y sus amigos rieron sin parar hasta encontrar las suyas. Tras colocar todas sus cosas, fueron a dar un paseo y conocer las instalaciones del campamento y les contaron todo lo que harían.

Después de comer, les dieron tiempo libre para jugar en el bosque hasta la hora de cenar. Tras la cena, llegó lo mejor para Tomás, ya que se reunieron todos juntos alrededor de una gran hoguera. Disfrutaron un montón con las historias que los monitores les contaron sobre los animales y seres fantásticos que vivían en el bosque.

Esa noche Tomás se acostó contento por todo lo que había hecho, sabía que se lo pasaría genial.

El resto de días lo pasaron jugando en la naturaleza, construyendo nidos para pájaros, hoteles para insectos, nadaron en el río, saltaban de piedra en piedra, trepaban a los árboles, aprendieron a identificar insectos, diferenciar el canto de las aves, veían las estrellas, cantaban, reían, bailaban, charlaban y escuchaban miles de historias.

La última noche fue muy triste para Tomás. Todos se sentían tristes porque su aventura terminaba.

En su litera recordó todas las cosas chulas que había aprendido y la cantidad de amigos que había conocido, y entonces se acordó de sus padres. Se fue enfadado, y ahora les tendría que dar las gracias porque tenían razón, aquel campamento era genial.

Se durmió feliz.

Al día siguiente se despidieron de los monitores y fueron recordando sus aventuras en el autobús.

Al llegar bajó corriendo, abrazó a sus padres y les hizo prometer que volvería el año que viene.

Se despidieron los unos de los otros prometiéndose volverse a ver y despidiéndose hasta el verano siguiente.

Tomás no dejó de hablar en todo el viaje en coche y durante la cena. Les contó todo lo que había aprendido y se durmió feliz.

Tomás pasó el resto del verano disfrutando junto a sus padres, visitando lugares nuevos y conociendo gente.

El resto del año siguió disfrutando de sus padres, haciendo excursiones, paseando por la naturaleza, pasando tiempo con su familia, construyendo refugios a animales del bosque, colaborando con refugios de animales, jugando, plantando árboles, …, y sobre todo riendo y disfrutando.

Y eso sí, cuando le sobraba algo de tiempo, también veía la tele o jugaba a la play.

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Os podéis descargar el .pdf de este cuento en este enlace

El cuento del sapo dentudo

El cuento del sapo dentudo

Hace mucho, mucho tiempo, hubo un mago que por casualidad inventó un hechizo un poco tonto, capaz de dar a quien lo recibiera una dentadura perfecta. Como no sabía qué hacer con aquel descubrimiento, decidió utilizarlo con uno de sus sapos. El sapo se transformó en un sonriente y alegre animal, que además de poder comer de todo, comenzó también a hablar.

– Estoy encantado con el cambio- repetía el sapo con orgullo- prefiero mil veces las dulces golosinas que seguir comiendo sucias y asquerosas moscas.

Viendo el ragalo tan maravilloso que suponía aquella dentadura para el sapo, y el poco cuidado al elegir sus comidas, el mago no dejaba de repetirle:
– Cuida tus dientes, Sapo. Lávalos y no dejes que se enfermen ni tengan caries. Y sobre todo no comas tantas golosinas…

Pero Sapo no hacía mucho caso: pensaba que su dentadura era demasiado resistente como para tener que lavarla, y las golosinas le gustaban tanto que ni intentaba dejar de comerlas.

Así que un día aparecieron las caries en su dentadura y se fueron extendiendo por su boca poco a poco, hasta que al descuidado de Sapo descubrió que tenía todos los dientes huecos por dentro, y se le empezaron a caer. Intentó cuidarlos entonces, pero ya poco pudo hacer por ellos, y cuando el último de sus relucientes dientes cayó, perdió también el don de hablar.

¡Pobre Sapo! Si no lo hubiera perdido, le habría podido contar al mago que si volviera a tener dientes los cuidaría todos los días, porque no había nada más asqueroso que volver a comer bichos ¡puaj!

Fuente: Cuentos para dormir

Pedro Pablo Sacristán
Pedro Pablo Sacristán
Autor del cuento

 

 

Clinicas dentales en Castro, que cuidan de la boca de tus peques

clínicas dentales

Poesías cortas con rima para niños

Poesías cortas con rima para niños

Poemas infantiles con rima para potenciar la concentración

Leer poesías a los niños tiene muchos beneficios para ellos. Incentiva la concentración, la memoria y por supuesto, crea interés por el mundo de la literatura y por la lectura. Además las poesías, si son cortas, pueden ser utilizadas para que el niño las memorice… ¡un ejercicio fantástico para el cerebro del pequeño! Usar poemas con rimas para niños puede ser un buen recurso para que ellos den sus primeros pasos en el mundo de la lectura infantil.

Los poemas infantiles también transmiten valores

La poesía a menudo encierra una moraleja o ciertos valores que llegan hasta el niño de forma muy sencilla y clara. Por eso es una herramienta muy útil sobre todo con los niños más pequeños.

Otra de las ventajas de los poemas infantiles es que fomentan la imaginación de los niños. Les anima a soñar e imaginar un mundo diferente. Aquí tienes una selección de poemas cortos, con rima y muy divertidos para que puedas leer con tu hijo.

 

Poemas y poesías cortos con rima para niños

Los ratones revoltososLos ratones revoltosos
Aquí tienes una fantástica poesía con rima para niños. Para crear un hábito de lectura en los niños, nada como acercarles textos atractivos y sencillos, que ellos puedan comprender. Si es un texto corto, mejor, ya que mantendrás su atención en todo momento.

La ballena viajeraLa ballena viajera
Las poesías con rima son fáciles de entender para los niños. Si además son cortas, podrás utilizarlas para incentivar la memorización. Juega con ellos leyéndole esta poesía. Verás cómo le gusta.

El zapato y la alpargataEl zapato y la alpargata
Las poesías ayudan a los niños a memorizar. Además, pueden ser muy útiles para crear un hábito de lectura entre los niños. Aquí tienes una, muy corta y sencilla para los más pequeños.

El gallo TorcuatoEl gallo Torcuato
Poesías cortas con rima para niños. La poesía potencia la creatividad, la concentración y ayuda a memorizar a los niños. Utiliza los poemas cortos para acercarle la literatura y potenciar el hábito de la lectura.

La escoba alegreLa escoba alegre
Las poesías son una excelente forma de acercar la lectura a los niños. Sobre todo si se trata de poemas adaptados a ellos, cortos y con rima. Aquí tienes un buen ejemplo para que leas poesía a tu hijo.

La hora del cuentoLa hora del cuento
Las poesías son una forma fantástica de acercar la literatura con rima a los niños. Son breves historias muy sencillas para que puedas acercar la poesía de forma amena a tus hijos.

Las nubesLas nubes
Las poesías tienen muchas ventajas para los niños. No sólo mejora el vocabulario y ayuda a concentrarse y a amemorizar a los niños. También les incentiva para que sueñen y dejen volar su imaginación.

El perro BenaventeEl perro Benavente
Este es un poema corto y con rima sobre un simpático perro de nombre Benavente. Es un perro diferente y peculiar. Precisamente esas diferencias es lo que hacen de él un perro especial y único.

El cabritillo o el gusanoEl cabritillo o el gusano
Una poesía corta y con rima para niños. En este caso, los protagonistas son un cabritillo y un gusano. Una forma de acercar la literatura infantil a los más pequeños de forma amena y divertida.

Los cuervosLos cuervos
Los poemas acercan la literatura a los niños y les ayudan a memorizar y concentrarse. Aquí tienes un ejemplo de poema corto y con rima que seguro que gusta a tu hijo.

El ratoncito despistadoEl ratoncito despistado
Las poesías cortas y con rima son una fantástica forma de acercar la literatura a los niños. Incentívales para que aprendan a leer y de paso potencia su concentración y memoria.

Los gallos cantoresLos gallos cantores
Poesía corta y con rima para niños sobre unos gallos que pelean entre sí por ver quién canta mejor. Poema que transmite valores para trabajar con los niños la comprensión lectora.

Poema sobre el miedo infantilPoema sobre el miedo infantil
Este poema corto es muy útil para niños con miedos nocturnos. El protagonista es un pequeño que ve un perro gigante por la noche. La tranquilidad y consuelo de sus padres le calmarán.

Los cefalópodosLos cefalópodos
Los cefalópodos es un poema muy divertido para niños. Utiliza la poesía para entretener y hacer reír a tus hijos. Esta poesía tiene como protagonistas a los animales marinos más simpáticos: los pulpos.

BlacitaBlacita
Los poemas con rima no son sólo un fantástico instrumento para la concentración y memorización de los niños. También se utilizan para transmitir valores. Aquí tienes un ejemplo.

El potro insolenteEl potro insolente
Poesía corta con rima para niños sobre la soberbia y el valor de la humildad. Poesías con rima que transmiten valores a los niños. En este caso, los protagonistas son dos caballos.

Los dos angelitosLos dos angelitos
Poesía con rima para trabajar la concentración y la memoria con los niños. Dos angelitos juegan en el cielo. Son niños y por lo tanto, curiosos y traviesos.

NicanorNicanor
Poesía corta y con rima para niños de un pájaro carpintero. Poema con rima para estimular la concentración y la memoria de los niños. Poema con valores para leer a niños pequeños.

La bodaLa boda
Poema corta sobre una boda entre el Gallo Pinto y la gallina Pandora. La poesía corta además de ayudar al niño a mejorar la memoria y la concentración, también en buena transmisora de valores.

El cocodrilo giganteEl cocodrilo gigante
Poema corto y con rima para niños sobre un cocodrilo. Poema divertido para acercar la poesía a los más pequeños y transmitirles valores. Cómo acercar la poesía a los niños.

La hormiguitaLa hormiguita
La hormiguita es un poema que habla a los niños sobre el valor que tiene la vida y los peligros a los que nos enfrentamos. La superación y el azar también forman parte del día a día, muy presentes en este simpático poema.

La estrella MalulaLa estrella Malula
Poesía infantil sobre una estrella independiente y un poco traviesa. Poema corto y con rima para niños. Poema divertido para mantener la atención y concentración de los niños.

Mis mascotasMis mascotas
Mis mascotas es un poema rimado para niños que habla del cariño por los animales. Los protagonistas son un perro, un loro, una tortuga y un gato. Trabaja con los niños y con ayuda de este poema la descripción de animales.

La función en la selvaLa función en la selva
La función en la Selva es un divertido poema corto y con rima para entretener a los niños mientras se incentiva su memoria y su concentración.

Érase un niñoÉrase un niño
Poesía infantil. Guiainfantil.com nos ofrece una poesía para incentivar a los niños a leer. Cómo despertar el interés de los niños por la lectura. La poesía, así como la lectura, son recursos educativos imprescindibles.

La cucaracha y el grilloLa cucaracha y el grillo
Poema para niños. La cucaracha y el grillo es un poema corto, muy corto y con rima, para iniciar a los niños pequeños en el mundo de la poesía. Este poema es ideal para enseñar a memorizar a los niños.

La serpiente y la cobraLa serpiente y la cobra
Los poemas tienen tantos beneficios para los niños y les aporta tantas cosas buenas que los padres debemos acercarlas a su día a día. En Guiainfantil.com te proponemos una poesía muy divertida que encantará a tus hijos.

El rap del corderitoEl rap del corderito
En Guiainfantil.com te proponemos que leas a tu hijo este divertido Rap del Corderito de Marisa Alonso Santamaría, un poema para perder el miedo a hablar en público.

Mis gestosMis gestos
¿Cómo podemos enseñar a los niños que los gestos muestran emociones? En Guiainfantil.com te proponemos que leas con tus hijos esta original poesía de Marisa Alonso Santamaría: Mis gestos.

En el recreoEn el recreo
En el recreo es una divertida poesía de Marisa Alonso Santamaría. Tus hijos aprenderán jugando qué tipo de meriendas se han de tomar a media mañana y además, este poema transmite un valor muy importante en la infancia: aprender a compartir.

Gastón, el muñeco de nieveGastón, el muñeco de nieve
Gastón, es una poesía original de Marisa Alonso Santamaría que cuenta como una familia va creando un muñeco de nieve. Una divertida historia en rima para toda la familia.

 

 

 

Poemas de guiainfantil.com

 

Matías y el muñeco de nieve

Matías y el muñeco de nieve

Matías en esa Navidad se sentía más solo que nunca, no tenía hermanos, sus amigos vivían muy lejos y sus padres estaban demasiado ocupados con los preparativos de la festividad. Decidió entonces pasar el día retozando en la nieve que se apilaba en el jardín de su casa, sin sospechar que esta daría vida a su nuevo mejor amigo.

Comenzó casi sin darse cuenta a moldear dos bolas de nieve, que colocó una encima de otra como si de un cuerpo y una cabeza se tratase. Luego arrancó dos ramitas secas de un árbol cercano y las colocó en forma de brazos. El muñeco de nieve iba tomando forma pero aún no parecía real, así que Matías fue corriendo a su habitación y agarró una bufanda de colores, un gorro de lana, un par de botones para los ojos, un peine para la boca y una zanahoria para la nariz.

Cuando iba colocando cada detalle iba creciendo el anhelo de Matías de tener un amigo para jugar, por lo que al terminar se sorprendió de ver que su muñeco de nieve había cobrado vida y le sonreía.

Matías se sintió feliz y pensó que no podía haber recibido un mejor regalo esa Navidad. El niño comprendió que cuando algo se desea con suficiente fuerza, puede volverse realidad. Emocionado comenzó a buscar un nombre para su muñeco que no dejaba de lanzarle bolas de nieve y corretear por el jardín. Después de unos minutos le dijo, – “te llamaré Copo de Nieve, ¿te gusta?”. El muñeco asintió con otra sonrisa y siguió jugando con Matías que nunca más se sentiría solo.

Así pasaron los días y Matías se divertía jugando con su nuevo amigo, al que también venían a ver sus compañeros del colegio y otros niños del vecindario. Todos reían sin parar de las ocurrencias de Copo de Nieve, que disfrutaba haciendo felices a aquellos niños.

Cuando comenzó a despedirse la temporada invernal, los padres de Matías lo ayudaron a trasladarlo hasta un parque cercano que se encontraba en una zona que apenas se derretía en el verano. Allí esperaba el muñeco a que Matías y sus amigos lo visitaran, cosa que hacían de manera constante, sobre todo en la Navidad.

 

Fuente: www.chiquipedia.com