‘El juego del calamar’ recomendaciones para las familias

‘El juego del calamar’ recomendaciones para las familias

… seguir atentos al uso de Internet y de los contenidos mediáticos de nuestros hijos, en el marco de nuestra labor continua de mediación parental.

Ante el éxito del estreno de la serie de Netflix ‘El juego del calamar’, han surgido muchísimas noticias en medios de comunicación, así como comentarios en redes sociales sobre el acceso de nuestros hijos, niños y adolescentes, a contenidos audiovisuales violentos no apropiados para su edad y madurez.

Desde el Centro de Seguridad en Internet para personas menores de edad en España, comparten una serie de recomendaciones:

– Esta serie ‘El juego del calamar’ está calificada como 16+.
– La exposición de niños y adolescentes a contenidos inapropiados, violentos, o de extrema crudeza, sin un adecuado nivel de desarrollo y madurez, puede situarles en una posición de conflicto, que puede ir desde una ligera incomodidad hasta un problema para su desarrollo.
– Se dispone de opciones de control parental en la plataforma Netflix fácilmente configurables en familia para limitar el acceso a contenidos inapropiados por parte de nuestros hijos.
– El interés social en general y mediático en particular sobre esta serie, puede representar una oportunidad para conversar en familia sobre el uso que hacemos de Internet y el consumo de contenidos, ya sean audiovisuales, videojuegos, o incluso contenidos generados por otros usuarios en las redes sociales. Este diálogo puede resultar beneficioso en nuestra labor de mediación parental, de cara tanto a conocer mejor el entorno, necesidades e inquietudes de nuestros hijos, como a promover actitudes de respeto, responsabilidad y pensamiento crítico esenciales para desenvolverse en el ámbito digital.
– El hecho de que haya menores representando en sus juegos acciones propias de dicha serie, puede responder a múltiples factores, incluyendo las modas que puedan generarse en su entorno, lo que no presupone que todos hayan accedido al contenido original.

Por lo tanto, se recomienda a las familias seguir atentas al uso cotidiano de Internet y de contenidos mediáticos de nuestros hijos, en el marco de nuestra labor continua de mediación parental.

 

+info: Tu Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE

– Llamando al 017
– WhatsApp al 900 116 117
– Telegram en @INCIBE017

 

Mi hijo dice que quiere ser ‘gamer’

Mi hijo dice que quiere ser ‘gamer’

Esta elección puede ser más beneficiosa de lo que imaginas

De mayor quiero ser gamer”. Una de las frases que más agobio nos provoca a los padres. Y es que el desconocimiento sobre un sector en el que existe una brecha generacional tan pronunciada puede generar bastante estrés.

Es recomendable tener la mentalidad abierta y hacer un esfuerzo por conocer los entresijos de una industria que resulta parcialmente desconocida para muchos adultos nacidos antes de los ‘80.

Debemos conocer cuáles son los beneficios de jugar a los videojuegos.
– Los jugadores habituales muestran un mayor rendimiento en tareas de trabajo con respecto a la memoria de retención y manipulación de información en la mente para producir un resultado.
– Aquellas personas habituadas a interactuar con videojuegos destacan en dos de las soft skills (o habilidades blandas) más demandadas en el entorno profesional.
– Por un lado, disponen de una capacidad mayor de multitarea. Por otro, son más ágiles a la hora de reaccionar ante situaciones inesperadas y bajo presión.

Despejar las dudas más comunes sobre si realmente la exposición a los juegos de manera continuada puede llegar a crear una adicción.
No existe ningún hecho aislado y excluyente ligado al ámbito de los videojuegos que lo haga más perjudicial que cualquier otro hobby. Sino que, como cualquier actividad lúdica que se lleve al extremo, puede llegar a causar adicción en el usuario.

Una salida profesional con mucho futuro
Esta es una de las ramas que más empleos generan dentro de la industria cultural, siendo la única que no ha experimentado crisis.
En relación con estas cifras, existe un perfil de gamer, que además de ser jugador, se siente atraído por el ecosistema creador que hay detrás del desarrollo del propio videojuego.

Además, dado el carácter digital que acompaña a esta profesión, es muy frecuente encontrar en este sector diseñadores que trabajen en remoto para compañías internacionales.

Además, dado el carácter digital que acompaña a esta profesión, es muy frecuente encontrar en este sector diseñadores que trabajen en remoto para compañías internacionales con lo que su potencial de empleabilidad alcanza una dimensión muy atractiva.

En definitiva, las posibilidades de futuro que ofrece el sector gamer son amplias, pero se debe decidir con responsabilidad. Como padres debemos facilitar la elección investigando el sector, valorando las diferentes opciones desde una postura abierta.

 

 

FUENTE: EDUCACION 3.0

I Campeonato cántabro de Informática

I Campeonato cántabro de Informática

  • Dirigido: Alumnado de Primaria a 2º de Bachillerato
  • Plazo inscripción: Hasta el 8 de octubre
  • Más info: https://bituca.educantabria.es
  • Organiza: Consejería de Educación y Formación Profesional

 

3 OBJETIVOS

  • Detectar el talento temprano en áreas relacionadas con la informática
  • Fomentar el desarrollo del pensamiento computacional
  • Promocionar la informática entre el alumnado cántabro.

Supone, ha dicho, una “evolución” de las tradicionales ‘olimpiadas’, que persigue “ampliar la participación del alumnado y los centros” para que sean “muchos más quienes se beneficien de la participación en este tipo de programas”.

El concurso nace con el respaldo de la Universidad de Cantabria, la Asociación Cántabra de Empresas de Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (ASCENTIC) y las tecnológicas Microsoft y Samsung, y está basado en un enfoque integrador de la metodología STEAM y del desarrollo del pensamiento computacional.

Los interesados en participar en este torneo informático deberán cursar enseñanzas sostenidas con fondos públicos, y las inscripciones se realizarán a nivel de centro educativo. Los docentes, por su parte, pueden proponer a los alumnos que tengan posibilidades de participar. No es necesario que se tengan los equipos definidos en el momento de la inscripción, se puede trabajar con los alumnos y decidir quiénes van a participar más adelante en función de su evolución.

3 FASES

  • Peparación, tendrá lugar en los centros educativos entre los meses de octubre de 2021 y febrero de 2022. Durante este tiempo, se facilitará el material, los ejercicios y recursos necesarios a los equipos inscritos, al tiempo que se organizarán sesiones de formación para ayudar a trabajar las destrezas que correspondan a cada categoría.
  • Clasificatoria, en marzo de 2022. Si el número de equipos en la categoría supera el máximo definido en la fase final por la organización, se celebrará esta fase de manera online.
  • Final, en la que concurrirán diez equipos clasificados. Si las condiciones lo permiten, esta fase será presencial, en la Universidad de Cantabria, durante una jornada que coincidirá con más actividades relacionadas con el ámbito de la informática y las tecnologías.

De esta competición saldrá la representación de Cantabria para participar en la fase nacional de la Olimpiada de Informática.

Detección, Prevención y Reacción ante una FAKE NEWS

Detección, Prevención y Reacción ante una FAKE NEWS

Detección

Las noticias falsas o bulos en Internet son un concepto cada vez más habitual en todos los contextos, también aquellos que afectan a niños, niñas y adolescentes. Se refieren a cualquier tipo de información imprecisa, descontextualizada o directamente falsa, que alguien difunde de manera intencionada para manipular la opinión o simplemente para obtener algún tipo de beneficio. No es algo nuevo, siempre han existido falsos mitos sobre la alimentación, la salud, etc,. solo que a través de Internet se difunden más rápido y pueden llegar a más personas.

Los menores reciben, buscan y comparten información en Internet, en ocasiones sin reflexionar lo suficiente. En consecuencia, pueden acceder a contenidos negativos disfrazados como información real. Esto se conoce como fake news y pueden llegar hasta los menores a través de las publicaciones en sus redes sociales con mensajes privados, chats de grupo, vídeos, foros, etc. ya que son sus canales preferidos para recibir información. Estos contenidos falsos se distinguen teniendo en cuenta su grado de falsedad y engaño deliberado:

  • Imprecisos, con escasa calidad informacional, pero que se pueden malinterpretar.
  • Descontextualizados o sesgados con intención de influir en la opinión.
  • Fabricados intencionalmente con el fin de engañar y manipular.

Hay que destacar que las parodias no se consideran noticias falsas ya que su principal intención es la imitación humorística o burlesca de un hecho o de una situación real, sin intención de engañar o manipular al público al que están dirigidas. En todo caso, siempre deben estar identificadas como tales. Ejemplos habituales son los memes, las cuentas de parodias en redes sociales, o artículos en medios humorísticos o satíricos.

Por último, las fake news están evolucionando de forma rápida hacia contenidos más difíciles de detectar debido a su mayor realismo, como es el caso de los deepfakes, videomontajes hiperrealistas que manipulan el mensaje o la acción de una persona.

  • En situación
  • Cómo afectan las noticias falsas a los menores
  • Cómo identificar noticias falsas

 

Prevención

Según la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), solo un 22,5% de las personas menores de edad entre 14 y 16 años reconoce haber recibido formación para comprender y detectar si una noticia es real o no, gracias al fomento del pensamiento crítico y de una opinión propia.

La mejor forma de enseñar a los menores a detectar estos contenidos falsos es fomentar el pensamiento crítico y la lectura de contenidos adecuados a su madurez, con el objetivo de que los menores puedan llegar a ser autónomos, diferenciando entre un bulo y una noticia real.

  • Comenzar desde edades tempranas. Al acompañarlos en el proceso de aprendizaje digital, es esencial aprovechar oportunidades reales para analizar juntos las posibles noticias falsas que aparezcan en sus redes sociales o en una página web.
  • No todo lo que aparece publicado en Internet es cierto.Muchos contenidos se crean para generar algún tipo de beneficio, económico o ideológico. Por tanto, deben aprender a localizar fuentes seguras y fiables de información.
  • Acostumbrarse a encontrar y utilizar fuentes de información fiables. En su día a día, por ejemplo, al realizar tareas de clase, pueden incluir citas y referencias en sus trabajos escolares.
  • Aprender a valorar diferentes puntos de vista. Fomentar valores sociales positivos como la asertividad, la empatía y la tolerancia, promoviendo el respeto frente a otros colectivos de personas, es clave para que el menor reaccione ante las fake news de manera crítica, reflexiva y prudente.
  • Practicar la paciencia y evitar la impulsividad. Los bulos crean en el usuario/a la sensación de que es imprescindible compartir la información rápidamente, para así llegar a muchas personas. Por eso es fundamental promover el análisis de la noticia, contrastar los hechos que presenta y verificar las fuentes.

 

Reacción

  1. Transmitir calma y prudencia. Los menores deben aprender a actuar en Internet, como en la vida real, de forma reflexiva y cauta. Merece la pena dedicar unos minutos a analizar la información antes de confiar en un contenido.
  2. Contrastar la información.Comprobaremos la veracidad de la noticia, observando si está publicada en sitios de reconocido prestigio informativo, y desconfiando de aquellos medios que parezcan poco profesionales. Podemos apoyarnos en páginas web especializadas en verificación de información (fact-checking), como la Oficina de Seguridad del Internauta, Maldita.es, EFE verifica, AFP factual, IFCN o Snopes, entre otros.
  3. No compartir las noticias falsas.Es recomendable eliminarla del dispositivo y evitar su difusión descontrolada. Rompiendo la cadena estamos impidiendo que otras personas reciban la información.
  4. Reportar la noticia falsa. Las redes sociales y muchas páginas web ya ofrecen la opción de denuncia de estos contenidos desde la propia publicación. También podemos contactar con los administradores de la web, o con entidades especializadas en verificación de información, como algunas de las anteriormente mencionadas, para avisar del riesgo de difusión.
  5. Informar a nuestros contactos. Tanto la persona que la ha enviado, como las personas receptoras de la misma, agradecerán saber que se trata de un contenido falso. Podemos indicarles las características o motivos que nos han permitido reconocer la noticia falsa o bulo.
  6. Pedir ayuda a una persona adulta de confianza. A menudo, las temáticas y razonamientos que se esconden detrás de las fake news pueden resultar demasiado complejas y escapar a la comprensión de los menores. Crea un entorno cotidiano seguro para hablar de estos temas en familia.

 

¿Tienes dudas o necesitas ayuda respecto al uso seguro y responsable de los menores en Internet? Contacta con la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017. Es un servicio gratuito y confidencial.

 


MAS INFO: www.is4k.es


 

Preparados para luchar contra los fraudes online

Preparados para luchar contra los fraudes online

Es habitual pensar que cuando los menores utilizan Internet están exentos de algunos riesgos que parecen dirigidos al público adulto, como los fraudes online. En realidad, estos engaños están presentes en todo tipo de servicios y entornos digitales. En este artículo se facilitan las claves para aprender a reconocerlos.

Dado que los menores también utilizan Internet, pueden verse afectados por estafas o engaños a través en la Red, llamados fraudes online. Generalmente, su propósito es suplantar al usuario/a y robar sus datos o dinero. Niños, niñas y adolescentes pueden experimentar estos problemas, ya sea porque utilizan los mismos entornos digitales que los adultos o porque algunos fraudes van dirigidos concretamente a los usuarios/as más jóvenes.

Los fraudes online pueden valerse de diferentes métodos para distribuirse y llegar a sus posibles víctimas, pero en el contexto del menor algunos tipos de fraudes son más comunes; por ejemplo, aquellos que llegan a través de un mensaje privado en las redes sociales, un chat en sus juegos online favoritos o un correo electrónico. También los hay que utilizan reclamos como anuncios o publicaciones en redes sociales, comunidades virtuales o foros.

Además, son representativos los fraudes que se valen de llamadas telefónicas o SMS para captar la atención del menor, así como aquellos que se difunden mediante códigos QR que dirigen a páginas o aplicaciones fraudulentas, ya sea mediante carteles o folletos falsos o incluso suplantando otros auténticos con pegatinas superpuestas.

Los fraudes online que más afectan a los menores de edad

Muchos fraudes adaptan el contenido para que este resulte atractivo para niños, niñas y adolescentes. En los siguientes ejemplos cualquier persona puede caer en la trampa de acceder a un enlace engañoso o llegar a una página fraudulenta, donde a menudo se solicitarán datos de acceso (nombres de usuario y contraseñas), información personal o bancaria o la instalación de una aplicación maliciosa. También puede que propongan la compra de productos falsos a precios atractivos o que soliciten envíos de dinero o pagos mediante criptomonedas en un chantaje a cambio de salvaguardar su privacidad.

Por ejemplo, pueden infiltrar en sus redes sociales habituales, como Instagram o TikTok, publicaciones con ofertas y descuentos llamativos que conducen a tiendas falsas de ropa y calzado de marca, complementos electrónicos o gadgets, etc.; concursos atractivos que exigen pagos o información personal, o enlaces y aplicaciones que aseguran el acceso a premios o mejoras en sus plataformas de videojuegos favoritas. También es frecuente que algunas de estas ofertas parezcan oportunidades de empleo para ganar dinero fácil, prometiendo ingresos sin tener experiencia laboral o trabajando desde casa.

Otros fraudes que llegan a los menores utilizan medios más tradicionales, pero igualmente efectivos, como mensajes o correos electrónicos, que solicitan con urgencia hacer clic en un enlace para actualizar sus datos de acceso a diferentes servicios, como redes sociales o cuentas de videojuegos o correo, con la excusa de un supuesto fallo de seguridad, una actualización del servicio, para acceder a unas nuevas funciones o disfrutar de un regalo. Además, existen chantajes y amenazas sobre supuestos contenidos sexuales para intentar que el menor pague una determinada cantidad de dinero para recuperarlos o envíe material íntimo y evitar así que los difundan.

Por último, en el contexto de las apps que los menores utilizan desde sus dispositivos móviles, pueden recibir enlaces de descargas de aplicaciones llamativas para obtener descuentos, recompensas o trucos de juegos online, fuera de las tiendas de aplicaciones oficiales, y también contactos de falsos servicios técnicos. De esta forma, consiguen captar su atención, y al descargar la aplicación fraudulenta, les piden información o suscripciones que conllevan un coste económico o directamente consiguen infectar su dispositivo para controlarlo o acceder a su información.

En definitiva, el objetivo siempre es engañar a nuestros hijos, ganándose su confianza para aprovecharse de su información, sus cuentas online o sus dispositivos.

 

Cómo promover la prevención

A nivel familiar o desde el centro educativo nos encontramos con entornos perfectos para transmitir pautas y hábitos positivos en la Red, consiguiendo que los y las menores se acostumbren a usar Internet con precaución. Fomentar el sentido común y el uso consciente, sin dejarse llevar por la impulsividad, es clave para evitar numerosos riesgos, también en este tipo de estafas. Siempre es útil apoyarnos en recursos educativos, como este juego de detección de ingeniería social, de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), canal especializado en ciudadanos de INCIBE, o la unidad didáctica ‘Controla la tecnología’, con actividades para realizar en clase.

Lograr que los nuestros hijos aprendan de forma progresiva a utilizar las redes sociales, los videojuegos o el comercio online es un motivo importante para acompañarles en el proceso. Mientras usan Internet a nuestro lado podemos promover una actitud de alerta y sospecha ante mensajes cautivadores, páginas web dudosas u ofertas engañosas.

Lo primordial es tener en cuenta que hace falta tiempo y madurez para llegar a usar estos servicios de forma segura y autónoma. Recordemos algunas pautas imprescindibles para transmitir a los y las más jóvenes:

  • Emplear contraseñas robustas y un segundo factor de autenticación para proteger nuestras cuentas frente a fraudes y otros riesgos.
  • Evitar hacer clic en los enlaces que aparecen en los correos electrónicos o los mensajes privados y no descargar archivos adjuntos si no están completamente seguros del contenido. Siempre se ha de prestar atención a las direcciones y enlaces cortos, verificando que sean reales y no peligrosos con analizadores online, como por ejemplo VirusTotal o URLVoid. Las páginas fraudulentas suelen utilizar nombres muy parecidos para engañar al usuario/a.
  • Transmitirles la importancia de no facilitar nunca información personal como nombre, apellidos, teléfono, dirección, correo electrónico o fotos), evitando compartirla a través de diferentes medios (páginas web, aplicaciones, mensajes, e-mails, teléfono, etc.) .
  • Es más seguro escribir directamente la dirección en la barra de navegación o utilizar una app oficial, evitando seguir enlaces que lleguen a través de mensajes o correos.
  • Antes de descargar una aplicación también hay que comprobar su autenticidad, fijándose bien en el nombre, el desarrollador y las opiniones de otros usuarios/as, y valorando si los permisos que solicita son proporcionados.
  • Ejercitar el sentido común es la clave: si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente será mentira.

Infografía «Objetivo: cero fraudes online»

Ante cualquier duda es mejor contrastar la información antes de acceder a un enlace, insertar información personal o realizar una compra. Es fundamental enseñar a nuestros hijos a no actuar de forma irreflexiva o impulsiva, pues muchos fraudes se basan en este tipo de reacciones. El segundo paso es mostrarles cómo verificar la información para seguir navegando con seguridad. Podemos contactar con servicios oficiales como la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) o la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017, que pueden ayudarnos a identificar este tipo de estafas.

No olvidemos que nuestro ejemplo es su mayor fuente de aprendizaje. Por lo tanto, es preciso enseñarles a usar Internet de manera consciente y responsable, acompañándoles en su formación digital. Si conocemos de cerca cómo usan la tecnología, sabremos en qué momento podremos darles mayor autonomía y confiar en su sentido común.

 

FUENTE: is4k
Plataformas educativas que ahora son gratuitas

Plataformas educativas que ahora son gratuitas

Para facilitar el aprendizaje a distancia durante estas las semanas de confinamiento, estas plataformas educativas han decidido ofrecer su contenido didáctico y recursos para profes y familias de forma gratuita.

Estas plataformas proporcionan todo el contenido necesario para seguir formándose en estas y otras materias a distancia y desde casa. Habitualmente tienen un coste, aunque han decidido ofrecer sus servicios de forma totalmente gratuita para la comunidad educativa durante las semanas que los centros permanezcan cerrados. 

4Geeks Academy

4Geeks Academy plataformas educativas gratuitas
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Esta academia de formación en habilidades de desarrollo de software y programación ofrece formación online de forma gratuita durante el tiempo que dure la crisis sanitaria. Su personal docente se han coordinado para impartir las clases. 

walinwa
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Este método online permite trabajar la ortografía o la gramática de forma lúdica. Con actividades para alumnos desde 3º de Primaria hasta 2º de Bachillerato, propone sesiones diarias de entre 10 y 15 minutos que se van adaptando al nivel de cada uno de ellos, ofreciendo un aprendizaje más personalizado. Además, ofrece a los docentes informes personalizados con la evolución de cada niño, permite realizar exámenes… Ofrece 15 días de prueba gratuita. 

 

The British Council

The British Council
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

La organización británica habilita la plataforma #AprendoconBritishenCasa, con recursos gratuitos para apoyar a familias, estudiantes y profesores durante el confinamiento. También ofrece la suscripción gratuita a un boletín para aquellas personas que deseen recibir los materiales por correo electrónico. 

Espacio Onda

Espacio Onda plataformas educativas gratuitas
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Esta plataforma educativa está indicada para la estimulación e intervención en Lenguaje y audición, y dirigida a niños con necesidades educativas especiales. El periodo de acceso libre se extenderá hasta el restablecimiento de la actividad escolar y profesional.

 

isEazy 

isEazy plataformas educativas gratuitas
  • Twitter
  • Google+
  • Facebook

Han puesto a disposición de toda la comunidad educativa y de manera gratuita su herramienta para la creación de materiales formativos a medida. Incluye un sistema de edición colaborativo para trabajar en grupo.

 

Otros recursos gratuitos

Las plataformas educativas no han sido las únicas que han decidido ofrecer sus contenidos de forma gratuita para afrontar las semanas de educación desde los hogares. Desarrolladores de aplicaciones han hecho lo propio con sus apps para smartphones y tabletas, del mismo modo que las principales editoriales y empresas del sector. Estos son algunas de ellas: eCasals, Ta-tum, KMZero, ClassFlow, iCuadernos, M.A.R.S, o Snappet.

 

 

FUENTE: EDUCACION 3.0

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!