ELECCION DIFICIL PARA LOS PADRES

Decidirnos por una u otra escuela es una de las elecciones más difíciles que los padres debemos hacer cuando nuestro bebé crece y tenemos que volver al trabajo.

Edades más favorables para llevar al niño a la escuela
– 8 meses: el niño se adapta mejor
– 18 meses: cuando ya ha adquirido el suficiente control de sí mismo

Los primeros días, una o dos horas son suficientes. En todo caso, no es deseable que pase más de cinco o seis horas diarias en la guardería, y en ningún caso debe permanecer en ella más de ocho.

Seguridad
Las ventanas: fuera del alcance de los niños o con rejas y con cristales irrompibles
Las escaleras con baranda a la altura de los más pequeños
Las puertas  con un sistema apropiado para evitar pellizcos en los dedos
Los enchufes deben de ser de seguridad

Espacio
– La Escuela debe situarse en un local de uso exclusivo y con acceso desde el exterior
– Ha de disponer de unas condiciones arquitectónicas que posibiliten el acceso y circulación a los alumnos con problemas físicos

Según la legislación española, las ESCUELAS INFANTILES deben disponer de 4 aulas de un mínimo de 30 m2 por unidad.

– Las aulas deben estar bien iluminadas, a ser posible con abundante luz natural, ser espaciosas y limpias
– Las aulas con alumnos de cero a dos años contarán con áreas diferenciadas para el descanso e higiene del niño.
– Los aseos de los niños  deberán  ser visibles y accesibles desde la  misma aula  y  contarán con dos lavabos y dos inodoros.
–  El aseo para el personal docente debe estar separado de los servicios de los niños, con un lavabo, un inodoro y una ducha.
– Debe disponer de un patio de juego, con una superficie superior a los 75 metros cuadrados.

Educadores
– Profesionales con la especialidad correspondiente.
. 0 y 3 años deben tener, como mínimo, un título de Jardín de Infancia
. 3 y 6 años deben ser Maestros de Educación infantil
– El centro debe contar con al menos un Maestro de Educación Infantil/Primaria.
–  Si se matriculan niños con necesidades educativas especiales el centro deberá tener recursos humanos y materiales de apoyo, que estarán determinados por la administración educativa correspondiente.
– El personal de una guardería debe tener, además de paciencia, suavidad y firmeza, una gran sensibilidad para captar el grado de desarrollo y las características temperamentales de cada uno de los niños.
– Observe cómo hablan con los niños, si sus palabras son tiernas o duras. Recuerde que los niños pequeños están en una etapa en la que los abrazos, el cariño y la dulzura son importantísimos. Preste atención también a cómo les hablan los niños a ellos, y si les dan muestras de cariño y de cercanía.

Línea pedagógica
– El centro debe tener un programa claro de trabajo, con actividades orientadas a la experimentación y el descubrimiento con materiales específicos, espacios y materiales para el trabajo psicomotriz, actividades que faciliten aprendizajes musicales y sensoriales.
– El resultado de todo el trabajo debe quedar reflejado en informes periódicos y en posteriores entrevistas personales con los padres en las que se puedan aclarar dudas y conflictos.

La comida
– Cuanto más pequeño es el niño más debemos cuidar su dieta. Infórmese de si la guardería hace su propia comida, visite la cocina, conozca a la cocinera, o si por el contrario se la sirve una empresa especializada, pregunte quién decide los menús.
– El comedor debe ser una sala diferenciada y de uso exclusivo para poder asegurar las normas de higiene y limpieza.

La hora de la siesta
– Interésese sobre cómo organizan la hora del descanso, tan vital en esta etapa.
– Infórmese del tipo de hamaquitas o camas que se utilizan, si tapan a los niños con sabanitas o mantas en invierno, si duermen todos juntos o por grupos de edad, cuántos educadores se encargan de la vigilancia y qué hacen cuando un niño no quiere dormir o se despierta antes de hora.

ESCUELAS INFANTILES Y GUARDERÍAS EN CASTRO
https://www.eresdecastro.com/guarderias/

Share This