CUIDATE DEL SOL Y DEL CALOR
Mucho tiempo al sol, produce quemaduras, manchas y pecas y daños en los ojos.
– No exponerse al sol de 12 a 16 h.
– Usar cremas con alta  protección media hora antes de salir al sol  y luego con frecuencia.
– Usa gafas de Sol de calidad.
– Usa sombreros.
– Usa ropas de fibras naturales y colores claros.
– Protegerse de los golpes de calor que  pueden dar lugar a un shok y riesgo de muerte:
. Evitar estar mucho tiempo al sol o en lugares muy calurosos y húmedos.
. Mantenerse en zonas frescas y sombreadas y beber mucho líquido.
. Jamás dejes al niño en el interior de un coche.
. Antes de subir al aparcado al sol ventílalo bien y abre puertas y ventanas para que baje la temperatura interior.

MANTENTE HIDRATADO
En verano sudamos más, disminuimos la temperatura corporal y nos podemos  deshidratar.
– Tomar agua periódicamente, aunque no tengamos sed y altérnarla con zumos.

CUIDA TU ALIMENTACION
– Lávate muy bien las manos después del baño y cuando manipules alimentos
– Lava las frutas y verduras que vayas a consumir crudas con agua y una gotita de lejía.
– Mantén limpias las superficies de trabajo y los utensilios de cocina.
– Los alimentos refrigerados a <5º y consume los recién preparados en < 2h.
– Rechaza alimentos expuestos y no refrigerados y no los comas crudos en lugares de dudosa higiene.
– Bebe siempre agua potable y rechaza cubitos de hielo cuando viajes a países tropicales o lugares de calidad dudosa del agua.
– Guarda la digestión de 1,5 a 2 h desde que se come hasta bañarse en la playa o la piscina.
– Evita bebidas muy frías durante la digestión.

CUIDATE DE LAS PICADURAS
– Aléate de basureros y lugares con olores fuetes a comida.
– Evita la ropa de colores vivos y los perfumes cuando vayas al campo o la piscina.
– Emplea lociones repelentes.
– Pon mosquiteras en las ventanas para evitar las picaduras dentro de casa.

Especial cuidado deben tener los alérgicos a picaduras de determinados insectos, porque  su organismo reacciona pudiendo padecer shok anafiláctico. Existen vacunas efectivas en el 95% de los casos y se recomiendan a personas que se sepan de su alergia.
– Llevar crema con antihistamínicos para aliviar el picor e incluso corticoides.

CUIDA TUS OIDOS
La sudoración excesiva y los baños en playas y piscinas favorecen un ambiente húmedo
que propicia la contaminación bacteriana y por hongos del conducto auditivo externo dando lugar a otitis externas.
– No introducir nada en los oídos.
– Evitar tener los oídos en agua mucho tiempo, y tras el baño, inclina la cabeza hacia donde notes el agua y secar las orejas con suavidad empleando una toalla limpia.

CUIDATE DE LOS HONGOS
Las micosis de piel y uñas están causadas en la mayoría de los casos por los hongos dermatofitos muy contagiosos a través del agua de duchas y piscinas.
– Usar ropa interior de algodón y no permanecer mucho rato con el bañador mojado.
– Usa la ropa y calzado cómoda y de colores claros de materiales transpirables.
– Usar chancas en piscinas y duchas.
– Usar calzado de piel  o que dejen al aire el pie.
– Para el monte usar zapatillas cerradas y calcetines transpirables altos, que protejan de picaduras, arañazos de ramas, etc.
– Hacer deporte, con  zapatillas adecuadas.
– Lávate con jabón incidiendo en los pies y entre los dedos.
– Evita el contacto con perros y gatos

EXTREMA LA VIGILANCIA DE LOS NIÑOS EN PLAYAS Y PISCINAS
– No dejes al niño sin vigilancia, estate pendiente de ellos y si no saben nadar asegúrate que mantienen los manguitos incluso cuando juegan fuera del agua.
– No permitas a los niños correr por el borde de la piscina ni que se tiren de cabeza en zonas de poca profundidad.
– Si dispones de piscina, pon una valla  y mantenla  cerrada.
Dra. Ana María Roca Ruiz
Médica y Odontóloga. Máster en Nutrición

Share This