La ¡Vuelta al cole! de este nuevo curs comienza con muchas dudas, por ello, necesitamos a unos profesores y alumnos fuertes emocionalmente. Los docentes se enfrentan a una complejidad enorme, cada centro tendrá que adaptar las soluciones a medida, implementando unas pautas comunes. Las autoridades deben dar esas pautas: si prima la educación presencial,habrá un número máximo de alumnos por grupo y una distancia mínima entre pupitres, pero luego el equipo docente tendrá que ver cómo aplicarlas a cada caso.

La pregunta que debemos hacernos es si es realmente es necesario volver al cole.

Se han hecho estudios muy bien documentados (como este informe de Unicef) sobre las consecuencias negativas de la no asistencia a los centros educativos relacionadas con sentimientos de seguridad, bienestar y aprendizaje de niños y jóvenes. Las recomendaciones son siempre SI ES NECESARIA LA VUELATA AL COLE DE LOS ALUMNOS.

Un curso con flexibilidad emocional

El curso 2020-21 será el curso de la flexibilidad emocional, ya que si los maestros y docentes se instalan en emociones como la tristeza, la rabia, el asco o el miedo acabarán enfermando. Si los docentes enferman, contagian al sistema y las instituciones educativas se pudrirán sin remedio, sin embargo si enseñan desde la curiosidad, admiración, seguridad y alegría tendrán más posibilidades de ser felices y tener éxito.

Share This

Comparte esta pagina

Que se enteren también tus amigos!!!