Mi nombre es Marie y voy a contaros mi historia.

Para poder contaros cómo ha sido mi vida, voy a sentarme en mi banco de madera favorito, situado frente al mar.

Recuerdo mi infancia como una niña feliz junto a mis padres. Viví junto a ellos miles de maravillosas experiencias, que desde el principio me hicieron creer en mí.

Me educaron durante toda mi vida confiando en mí, lo que enseguida me llevó a crecer como una niña algo “diferente”. Tenía las ideas muy claras desde bien pequeña, y mis gustos eran algo diferentes al resto de los niños.

Un día sentada en el respaldo de un banco de un parque, leía tranquilamente un libro, cuando una señora pasó y me dijo:

– Cuidado princesa, no vayas a caerte.
– ¡Yo no soy una princesa!, ¡soy una superhéroe!

Recuerdo que aquella mujer me miró asustada, mientras se alejaba de allí corriendo. Sonrío al recordar aquella anécdota, y si bien me arrepiento de haber chillado a una pobre mujer, no me arrepiento para nada de lo que dije.

Desde ese día supe cuál era mi camino, y decidí no seguir por el que me marcaban.

No tenemos que ser princesas y me negué a quedarme de brazos cruzados.

Mis padres, como científicos, me pusieron Marie por la científica que marcó la historia. Yo he seguido los pasos de mis padres, y como mi antecesora, también me dedico al mundo de la ciencia, aportando descubrimientos útiles para nuestra sociedad.

Sentada en mi banco observó como una niña lucha con una espada imaginaria, contra el viento, mientras grita que es una guerrera. La observo sonriendo pensado que tenemos siglos para seguir descubriendo a grandes guerreras que luchan cada día demostrando que podemos hacer todo aquello que nos propongamos.

Me levanto y me alejo plena y satisfecha con el pasar de los años en mi vida, y dejo tras de mí ese banco vacío para que lo ocupen todas las mujeres fuertes, libres y guerreras, que aunque no salgan en los libros, marcarán la historia. La niña sube al banco y se sienta en el respaldo para contemplar el ocaso del día. Yo no le digo nada y me alejo de allí, sabiendo que no se caerá, y si lo hace, se levantará y será más fuerte al alba de cada uno de sus días.

 

descarga el cuento en .pdf

Iratxe Arranz Melchorpor Iratxe Arranz Melchor
autora de la trilogía PARALELUM

Nota de la autora

Este “cuento” está dedicado a todas las mujeres que han marcado, marcan y marcarán la historia. Como mujer, madre, trabajadora y escritora, creo que tenemos que alejarnos de los estereotipos, que como adultos marcamos en los niños y niñas desde su más tierna infancia. También está en nuestras manos hacer visible a la mujer en todos los campos de esta nuestra sociedad.

Confío que la igualdad entre hombres y mujeres sea el reto de este siglo. Hay muchas mujeres que han hecho historia, y que merecen ser referentes de nuestros hijos e hijas. Desde aquí mi homenaje a todas aquellas, que aún no teniendo derecho a nada, lucharon por aquello en lo que creían e hicieron historia.

HEROINAS

Share This