Artículo de Opinión de José María Liendo, presidente de la Junta Vecinal de Sámano

Las administraciones locales hemos demostrado una utilidad determinante en el contexto de la crisis sanitaria desatada a raíz del covid-19. Un virus que nos ha cambiado a todos: desde la forma en que afrontamos nuestro día a día a la manera en que nos relacionamos, compramos o trabajamos. Sin embargo, hay algo que ha quedado en evidencia, y es la necesidad de que nuestros vecinos reciban un trato cercano por parte de ayuntamientos y juntas vecinales. Que realicemos una escucha activa y les hagamos partícipes de las decisiones que adoptamos de cara a mejorar nuestros pueblos y ciudades.

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
Desde la Junta Vecinal de Sámano hemos llevado a cabo un esfuerzo importante a lo largo de este duro año para no dejar a nadie atrás. Un motivo por el que tengo que agradecer el trabajo realizado por los empleados municipales, quienes han hecho un gran esfuerzo para amoldar los servicios que prestamos -como el administrativo, el de guardería o el cíber rural- en un contexto tan complicado. Hemos logrado algo importante, que es adelantarnos a la evolución de la pandemia, asumiendo incluso competencias que no nos eran propias, para cubrir las diferentes demandas que iban surgiendo.

Por lo tanto, creo que es hora de que pongamos en valor el papel de la política local, debido a que su cercanía a la calle conlleva la toma de decisiones realistas, más acordes a lo que esperan de nosotros los vecinos. En esta etapa los ciudadanos de Sámano no nos hemos quedado de brazos cruzados: entre otras cosas, hemos mejorado la conectividad en todos los barrios a través de la fibra óptica; hemos introducido mejoras en los caminos y viales de la junta vecinal, por ejemplo en Helguera, Montealegre, Pino, Momeñe y la Torquilla, a los que se ha sumado el parking de Llacente, y también hemos ejecutado labores de mantenimiento de varios tramos del Camino de Santiago y Vías Verdes del municipio, con mejoras en estructuras de madera y barandillas para garantizar la seguridad de vecinos y visitantes.

Además, hemos proyectado la rehabilitación del edificio administrativo para optimizar el servicio que prestamos a nuestros vecinos y, a su vez, incrementar la seguridad y confortabilidad de este inmueble, y hemos incidido en el desarrollo de actividades deportivas, culturales y de festejos, adoptando las medidas oportunas para garantizar la seguridad de los asistentes, pero tratando de aportar nuestro granito de arena al indispensable esfuerzo realizado por clubes y asociaciones.

Las administraciones locales hemos hecho frente a una situación de excepcionalidad y de emergencia, y hemos dado respuesta -desde la primera línea y en la medida de nuestras posibilidades- a los efectos de la pandemia.

Un compromiso que seguiremos manteniendo a lo largo de los próximos meses en los que -además de continuar velando por la salud de nuestros vecinos- tendremos que hacer frente a una situación que se prevé delicada.

 

José María Liendo, Presidente de la Junta Vecinal de Sámano

 

 

La JUNTA VECINAL DE SÁMANO atiende a las peticiones de sus vecinos y responde con hechos concretos:

El Barrio de Montealegre, tendrá el próximo año una pista de Multideporte

Con el permiso de las autoridades sanitarias, la organización de la Junta Vecinal ha proporcionado a los vecinos celebraciones controladas, para no perder tradiciones.

Ante las solicitudes recibidas por los vecinos, se ha puesto un Buzón de Correos en las dependencias de la Junta Vecinal de Sámano, con un servicio diario de Lunes a Viernes.

La Junta Vecinal, ha cedido unos terrenos para instalar un rack de Telecomunicacioens lo que “va a dotar a Sámano”, como afirma Liendo, “de mejor conectividad en todos los barrios”
La firma del convenio se ha desarrollado en el marco del proyecto para el despliegue de la red de fibra óptica por el núcleo urbano de los barrios de Montealegre y Helguera, así como en el Polígono de Vallegón.

 

 

Share This